Hermana de Abarca tiene vigente orden de captura por delincuencia organizada

11

Un Tribunal Colegiado determinó que es infundado un recurso de queja presentado por Roselia Abarca Velázquez y su esposo Cirilo Lara Brito, familiares del ex alcalde de Iguala, Guerrero, José Luis Abarca Velázquez, con el que buscaban justificar la procedencia de 10 millones de pesos que supuestamente fueron donados por un familiar.

Abarca Velázquez fue detenido junto con su esposa, María de los Ángeles Pineda, en la alcaldía Iztapalapa, Ciudad de México, el 4 de noviembre de 2014, por investigaciones relacionadas con la desaparición de los 43 estudiantes de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa.

El recurso que presentaron Roselia y Cirilo, está relacionado con una investigación de la Fiscalía General de la República (FGR) por el delito de delincuencia organizada, indagación a través de la cual se detectó un monto de 10 millones de pesos, el cual no han podido justificar.

Según el Ministerio Público de la FGR, el dinero fue obtenido de forma ilícita, por lo que a partir de las pruebas presentadas ante el juez Tercero de Distrito de Procesos Penales Federales en Toluca, Estado de México, se ordenó la detención de ambos el pasado 5 de abril.

La resolución publicada a través de la lista de notificaciones del Consejo de la Judicatura Federal (CJF), menciona que ambos presentaron una queja para que un juzgado federal solicitara a dos notarios en Guerrero, los documentos que supuestamente acreditan dos donaciones hechas por el padre de Cirilo Lara Brito en julio de 1999 y mayo de 2004.

«Es falso que hayamos recibido dinero de procedencia ilícita de alguna persona, porque nuestro capital es el fruto de trabajo honrado que hemos realizado durante más de 40 años, que se incrementó con las donaciones que recibió Cirilo Lara Brito por parte de su señor padre, el 16 de julio de 1999 y el 30 de mayo de 2004, cada una en cantidad de $5,000,000.00 (cinco millones de pesos 00/100 M.N.), como se acredita con las copias simples que se anexan de la escritura pública número (…) de fecha 16 de julio de 1999, pasada ante la fe del Notario Público Dos, de la Ciudad de Taxco de Alarcón, Guerrero y la escritura pública (…), de fecha 30 de mayo de 2004, pasada ante la fe del Notario Público número Uno, con sede en Iguala, Guerrero».

Al presentar sus argumentos, ambas personas mencionaron que solicitaron las copias de los documentos ante los notarios, sin embargo, al tener vigentes una orden de captura, aseguran, se las han negado a las personas que las pidieron.

«Para el perfeccionamiento de dichas pruebas, solicitamos a su Señoría que solicite copia certificada a los Notarios que elaboraron dichas escrituras, ya que por nuestra condición de prófugos de la justicia (injusticia), no nos es posible acudir personalmente para su obtención, ya que los Notarios las niegan a las personas que comisionamos para tal efecto

Al analizar la petición, el Tribunal Colegiado determinó que, como lo mencionó el juzgado Decimoquinto de Distrito de Amparo en Materia Penal en la Ciudad de México, las copias tuvieron que solicitarlas cinco días antes de la audiencia del 11 junio pasado.

«Se reitera, la parte quejosa no cumplió con los plazos que el caso requería, pues la solicitud que realizó a la juez de Distrito fue hasta el diez de junio de dos mil veintiuno, es decir, un día antes del señalado para la audiencia constitucional; por tanto, fue correcto que la autoridad de amparo estimara que no había lugar a requerir las constancias respectivas, pues para ello, los quejosos o alguno de sus representados debieron justificar oportunamente que lo solicitaron y que la autoridad se abstuvo de aportarlos y elevar su petición ante la A quo en el plazo que el numeral en estudio establece».

Por ello, el Tribunal Colegiado determinó que es infundado el recurso de queja.

«Único. Es Infundado el recurso de queja interpuesto».

kach