Guardia Nacional no cayó en la trampa y evitó violencia en frontera sur: AMLO

133

El presidente señaló que dirigentes de las caravanas y adversarios de su gobierno apostaron a la represión, pero se quedaron con las ganas.

México.- El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) aseguró que la Guardia Nacional tiene la orden de no utilizar la fuerza en la frontera con Guatemala, luego de que el 20 de enero pasado cientos de personas provenientes de Centroamérica ingresaran de manera desordenada al país a través del río Suchiate.

En su conferencia matutina, el mandatario fue cuestionado sobre reportes de violencia y uso excesivo de la fuerza en los hechos del lunes, a lo que respondió que éstos fueron más bien casos aislados, y agregó: “desde luego, no vamos nosotros a aplicar siempre eso” pues ese “no es el distintivo de este gobierno”.

Asimismo, López Obrador señaló que su administración busca una migración ordenada y apegada a las leyes mexicanas, así como las instituciones de seguridad deben respetar los derechos de la población en tránsito.

“Nosotros queremos la paz queremos resolver las discrepancias con dialogo con acuerdo”.

Andrés Manuel López Obrador

Guardia Nacional resistió agresiones en la frontera: AMLO

Siguiendo con el tema, AMLO encomió la actuación de la Guardia Nacional en el incidente del río Suchiate, pues los efectivos mantuvieron la calma en momentos de mucha tensión y de agresiones aisladas.

“Resistieron mucho los de la Guardia Nacional porque hubo también, por parte de los migrantes, agresión; incluso tiraron piedras y demás”.

Andrés Manuel López Obrador

Las fuerzas federales, subrayó el presidente, no cayeron “en la trampa de responder con violencia” a las agresiones, e infirió que éstas podrían ser impulsadas u ordenadas por los líderes de las caravanas. “Eso es lo que posiblemente buscaban los dirigentes”.

Además, apuntó que muchas personas se adhirieron a las caravanas con engaños pues les dijeron que tendrían “pase automático” hacia la frontera con Estados Unidos, donde podrían solicitar refugio.

Tras darse cuenta de la realidad, indicó, cientos de ellos han preferido volver a sus países de origen de manera voluntaria y con ayuda de autoridades mexicanas, o bien han aceptado las ofertas de empleo en la frontera sur.