Gobierno de AMLO regresa funciones monopólicas a Pemex

123

El gobierno federal que encabeza el presidente Andrés Manuel López Obrador logró devolver el monopolio a Petróleos Mexicanos (Pemex) en mercados que se abrieron a la competencia a partir de 2014.

La administración actual no requirió más de una semana ni discusiones en el Congreso para modificar el marco legal vigente, pues sólo tuvo que dejar sin efecto normas y acuerdos de menor jerarquía, según detalla el diario El Economista.

Dos instancias descentralizadas del gobierno dieron fallas favorables a la petrolera mexicana para regresarle atribuciones que se habían eliminado para estimular la competencia.

El martes, el Poder Judicial le dio la razón a Pemex en un amparo y suspendió su obligación de ceder capacidad de transporte remanente en sus ductos y terminales de transporte y almacenamiento de combustibles.

De tal manera, se cancelan las temporadas abiertas para arrendamiento de capacidad, aunque en este terreno sólo se dio capacidad a la empresa Tesoro, ya que el negocio no levantó el interés esperado.

Ahora Pemex Logística no tendrá que ceder capacidad en sus ductos y terminales de almacenamiento tras presentarse un amparo que admitió el primer tribunal colegiado especializado en telecomunicaciones y competencia económica el 5 de diciembre pasado.

El recurso, según Reforma, fue promovido por Pemex Transformación Industrial contra el acuerdo A/015/2018 de la CRE. La sentencia es inapelable.

Gonzalo Monroy, consultor energético de GMEC, explicó a El Economista que el fallo era previsible, dado que la petrolera estatal argumentó en repetidas ocasiones que carecía de capacidad remanente en los ductos y terminales de su propiedad en Veracruz y el Bajío.

Con ello, los amparos contra el acto de autoridad de la CRE fueron promovidos para cinco sistemas específicos, en Tuxpan, Pajaritos, Guadalajara y el resto de Jalisco. Al sentenciar a favor de Pemex en estos puntos, como norma general el acuerdo de dejar sin efectos la obligación de otorgar acceso abierto queda sin efecto en territorio nacional.

El segundo caso se registró el lunes pasado, día que la Comisión Reguladora de Energía dejó sin efectos el acuerdo A/057/2018, que prevé que regulador determinaría el tope de precios de venta de primera mano de gasolinas y diésel para sus clientes distribuidores del país.

Esta atribución se le regresa a Pemex para que pueda otorgar descuentos, con lo que también dará confirmación y determinará quiénes son sus competidores en distintos mercados.

Además, Pemex podrá celebrar contratos bilaterales sin supervisión alguna y, por tanto, sin dar información del mercado a quienes quieran invertir, se detalla en El Economista.

lrc