Francia, campeona del mundo

74

*.- ¡Viva Francia!
*.- El conjunto galo venció 4-2 a Croacia y es campeón del mundo

Especial para La Web del Centro
CRÓNICA TEMPORAL
Por: Manuel R. Medina
Foto: cortesía FIFA.com

MOSCÚ, RUSIA 14 DE JULIO DE 2018 (AFN).- Con un autogol de Mario Mandzukic, un penal anotado por Antoine Griezmann y dos tantos de Paul Pogba y Kilyan Mbappé, la Selección Francesa de Futbol se coronó campeona de la Copa Mundial de la FIFA Rusia 2018 al vencer 4-2 a su similar de Croacia.

El cotejo se llevó a cabo ante más de 48 mil personas en la cancha del Estadio Luzhniki de la capital rusa, y con esto terminó uno de los mundiales más exitosos de la historia.

El juego

La pizarra de este juego fue inaugurada apenas a los 18 minutos, cuando en la primera falta a favor de Francia, Antoine Griezmann cobraría y su disparo terminaría siendo desviado en el área grande por la cabeza de Mario Mandzukic para que la pelota se metiera como autogol y el marcador fuera 1-0 a favor de los galos.

Pero el empate vendría diez minutos después, cuando tras una serie de rebotes y pases en el área grande, Ivan Perisic sacaría tremendo cañonazo con la zurda para el 1-1 temporal.

Al 34′, tras un tiro libre cobrado por Griezmann, el propio Perisic metería la mano para que se marcara una pena máxima tras la revisión con el Video Assistan Referee (VAR). Griezmann sería el encargado de cobrarlo y su disparo se iría a la derecha del guardameta Danijel Subasic para el 2-1. Con un Francia tranquilo y un Croacia desconcertado, se irían ambos equipos al descanso.

Para la segunda parte, al 59′, Griezmann le pondría un excelente pase en el área grande a Paul Pogba, quien tras disparar una vez, recibió el rebote rechazado y con la pierna izquierda mandó guardar la pelota nuevamente a la portería croata para incrementar la ventaja 3-1. Y apenas unos minutos después, y desde afuera del área grande, Kilyan Mbappé sacaría un mega disparo que se encajó nuevamente en las redes rivales para el 4-1. Croacia siguió peleando un Mandzukic logró enmendar su error de la primera parte al nunca darse por vencido y aprovechar un lapso mental malo de Hugo Lloris, para quitarle la pelota al guardameta en el área chica y sellar el resultado 4-2.

De esta manera Francia consigue su segunda copa del mundo, primera fuera de casa, y se cierra más de un mes donde los mejores jugadores del mundo dieron todo de sí durante 64 partidos.