Estatutos del PRI fomentan energías limpias y apertura eléctrica: senadora

23

El Partido Revolucionario Institucional no puede votar a favor de la reforma eléctrica tal cual está, de acuerdo con sus documentos base, explicó la senadora Claudia Anaya en la Mesa de Opinión con La Silla Rota y El Heraldo de México.

«Los legisladores del PRI sólo podemos votar siguiendo nuestros documentos base, es decir, lo que digan nuestros estatutos, nuestra declaración de principios. Actualmente nuestro plan de acción vigente dice que todos los que somos militantes o legisladores debemos impulsar la apertura del mercado energético, también dice que tenemos que fomentar las energías limpias», explicó la senadora tricolor Claudia Anaya.

Sin embargo, explicó que el partido ha comenzado a convocar a reuniones internas en las que están analizando la reforma con la claridad de que la ley se puede reflexionar.

«El partido comenzó a convocar a reuniones internas de organización para ver qué margen de acción nos dan nuestros documentos básicos para esta reforma. Nosotros no estamos diciendo no al diálogo, no al parlamento abierto, no a la reforma. Estamos diciendo ´escuchemos´ porque siempre se puede reflexionar la ley, ese es uno de los conceptos básicos de nuestro partido», afirmó la senadora.

Por su parte la diputada morenista, Aleida Alavez, afirmó están en la disposición de escuchar todas aquellas voces que quieran opinar sobre la reforma eléctrica por la importancia que tiene para la soberanía energética.

«Invitando no sólo al PRI sino a todas la fuerzas políticas en que nos unamos para recuperar una empresa tan importante para el país», explicó la diputada en referencia a la Comisión Federal de Electricidad.

También afirmó que no hay un solo país en el mundo que haya cumplido los acuerdos internacionales como los que se han firmado en Kioto o París pero que es necesario que México sea cuidadoso al momento de realizar la transición energética sin que eso signifique sacrificar la soberanía nacional, sino por el contrario, fortalecerla al mismo tiempo que se pueda dar certezas a los inversionistas.

«Tenemos que fortalecer las instituciones del Estado mexicano, que precisamente no fuimos nosotros quienes las quitaron y de eso el PRI siempre ha hecho alarde, pero tendremos que estarlas defendiendo como lo hicieron con CFE con todo este esquema en el que casi meten un apartado de extinción de CFE al hacer una apertura tan voraz al sector privado», afirmó la diputada Alavez.

La morenista afirmó que el nuevo esquema tiene que ser confiable para garantizar la producción y el abastecimiento de energía eléctrica para toda la población y al mismo tiempo realizó un llamado a la congruencia y a respetar el mandato popular para respaldar las necesidades de la población.

«Tendríamos que estar subsidiando al consumo doméstico en lugar de subsidiar a las empresas», afirmó la diputada.

En relación con las críticas que ha recibido la reforma por supuestamente otorgar demasiado control al director general de la Comisión Federal de Electricidad, Manuel Bartlett, debido a que la reforma implica la desaparición de organismos como la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH) y la Comisión Reguladora de Energía (CNE), la diputada Alavez afirmó que la reforma no se trata de individualidades.

«No estamos hablando de personas, estamos hablando de una reivindicación de una empresa que ya no sería la dichosa empresa productiva del Estado que se nombró en la reforma de 2014 sino que sería un organismo del Estado», afirmó Alavez.

Al respecto, la senadora priista Claudia Anaya afirmó que la reforma eléctrica ha generado un problema de certidumbre para las empresas privadas que han hecho acuerdos en materia energética con el país.

«¿Cómo se pierde la certidumbre en la inversión? cuando quitas a los árbitros y ¿quiénes son los árbitros? La comisión de hidrocarburos y la comisión reguladora de energía, esos son los árbitros que no siendo parte de las paraestatales o de las empresas productivas del Estado, están regulando que la efectiva», alertó la senadora.

Debido a la desaparición de del árbitro, Claudia Anaya afirmó que no hay garantías de una competencia leal entre la CFE y las inversiones privadas y afirmó que el problema relacionado con los subsidios se tiene que resolver en una ley distinta a la que actualmente discute el Congreso de la Unión.