Entregan instalaciones de Trabajo Social y CCH Naucalpan

146

La Universidad Nacional Autónoma de México informó en un comunicado que las instalaciones de la Escuela Nacional de Trabajo Social de la Universidad Nacional Autónoma de México fueron entregadas hoy a las autoridades universitarias.

#BoletínUNAM La UNAM informa > https://t.co/q7tUSO2D6a pic.twitter.com/2AWTkbr4cG

— UNAM (@UNAM_MX) February 8, 2020
En una comunicado dirigido a la comunidad de esa entidad académica, la directora Leticia Cano Soriano reconoció las legítimas expresiones contra la violencia de género y reitera su compromiso de seguir trabajando en la prevención, atención y acompañamiento.

Por eso, las actividades administrativas se reanudaron hoy mismo, en tanto las académicas se normalizarán a partir del lunes 10, en los horarios acostumbrados.

En cuanto a las instalaciones del Colegio de Ciencias y Humanidades plantel Naucalpan también fueron entregadas a las autoridades universitarias.

Las actividades académicas y administrativas se reanudarán a partir del lunes 10, en los horarios acostumbrados.

#BoletínUNAM La UNAM informa > https://t.co/svbN9ehrr1 pic.twitter.com/ucg5Ty1hRA

— UNAM (@UNAM_MX) February 8, 2020
Sin embargo, las instalaciones de la dirección general del plantel en Naucalpan fueron saquedas y vandalizadas por un grupo de personas.

#FOTOS Tras vandalizar instalaciones, entregan el CCH Naucalpan https://t.co/4xyI4zvofi pic.twitter.com/KwiPwandgR

— La Silla Rota (@lasillarota) February 8, 2020
Paro en la UNAM
La semana pasada circuló un documento para hacer un paro en toda la UNAM, convocado por una supuesta organización llamada UNAM SOCIAL de la cual no hay información.

El paro era para el 4 de febrero, pero quedó en algunos intentos de cierres, realizados por encapuchados y con resultados disparejos, pero la mayoría de la UNAM siguió abierta. Pero los destrozos se hicieron presentes luego de que un grupo de encapuchados hizo pintas en rectoría y aventó cohetones e incluso provocaron un boquete en sus ventanales.

El 5 de febrero el presidente Andrés Manuel López Obrador consideró que había mano negra detrás de los paros y criticó que los estudiantes se encapucharan el rostro. Por su parte el rector Enrique Graue advirtió que los provocadores no desestabilizarán a la UNAM y luego de semanas comenzó a fluir información sobre los posibles agitadores.

(Brenda Lugo)