“Ella era mi amiga y la maté”; Iván cometió feminicidio y su papá lo entregó

20

Iván contemplaba el cuerpo desnudo de la mujer tendida sobre la cama. No era la primera vez que la invitaba a su casa de la colonia Francisco Cabrera, en Tláhuac.
Pasaban las seis y media de la mañana cuando de pronto, en su domicilio del rumbo de Villa Coapa, el señor Alfonso contestó el teléfono.
“¡Papá, ya valió madre, ven por favor!”, escuchó decir a su hijo Iván, de 41 años de edad. El hombre acudió de inmediato al llamado de auxilio.
Iván lo esperó en la colonia Francisco Cabrera. No intentó escapar. “Mira papá, ve”, comentó a su horrorizado progenitor. “Ella era mi amiga, no sé su nombre real, era trabajadora sexual”.
La respuesta del padre, de 62 años, fue: “Tengo que llamar a la policía”.
Y cubrieron con una cobija el cuerpo desnudo.
8:50 horas. 1 de junio de 2022. Policías de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) de Ciudad de México, a bordo de la patrulla MX-334-M3, realizaban recorridos de vigilancia sobre Avenida La Turba, esquina Ana Bolena, colonia Miguel Hidalgo, alcaldía Tláhuac.
Los oficiales Carlos Duván Ruiz y Aldo Robles recibieron un reporte de emergencia para que se trasladaran de inmediato a la calle Cerrada de Cisnes número 16, colonia Doctor Francisco Cabrera.
8:56 horas. Tocaron a la puerta de la casa de Iván, cuyo padre, les abrió. “Por favor, les pido que entren (…) hay una situación con mi hijo”.

“Mi compañero y yo ingresamos con autorización, el señor Alfonso nos dirige hacia un cuarto, la habitación de su hijo, nos abrió la puerta y vimos que en la esquina de la cama se encontraba una persona que dijo llamarse Iván.

“Sobre la misma había un bulto tapado con cobijas, el señor Alfonso nos pide que lo destapemos, al retirar la cobija vemos que es una mujer desvanecida sobre la cama, en posición decúbito ventral…”, narraron los policías.

La mujer estaba muerta, había sido acuchillada por Iván, quien declaró que era su amiga, que no sabía su nombre real, y que era trabajadora sexual.

Autoridades de la Fiscalía General de Justicia (FGJ) de Ciudad de México abrieron la carpeta de investigación por asesinato con arma blanca, pero con protocolo de feminicidio.
En la indagatoria CI-FEIDF/D/UI-3 S/D00119/06-2022 quedaron las declaraciones del Alfonso, Iván, policías y paramédicos.
De acuerdo con Alfonso, su hijo le platicó que llegó a su casa con una amiga, “con la cual comenzó a discutir y de momento la acuchilló”.
Los policías observaron que el probable asesino tenía la playera, pantalón y tenis manchados de sangre, la cual estaba esparcida en la habitación.
9:30 horas. A la calle Cerrada de Cisnes arribó la ambulancia del ERUM MX-064-G2, los paramédicos sólo confirmaron que la víctima había fallecido.
Al escucharlo, Iván se alteró y confesó a los oficiales, sin que ellos le preguntaran nada, que ella era su amiga, “sexoservidora que no sabía cómo se llamaba, pero que momentos antes discutió con ella, y que le había enterrado un cuchillo en el pecho”.
Agregó: “Ella se desvaneció, la llevé al baño y de ahí a mi cama, el cuchillo lo dejé en el lavadero que está frente a mi recámara”.
La policía encontró un cuchillo marca Stainless Steel, con mango de plástico color negro, hoja metálica terminación en punta de 35 centímetros de largo.
Autoridades resguardaron la escena del crimen, iniciaron la cadena de custodia, preservaron el arma utilizada en el asesinato, leyeron sus derechos a Iván, y lo trasladaron a la FGJ en la colonia Doctores, alcaldía Cuauhtémoc.
La mujer, hasta ese momento, era de identidad desconocida, de entre 35 y 40 años de edad, tez morena, complexión robusta. Fue trasladada al anfiteatro de la Coordinación Territorialidad Iztapalapa Cinco, donde le realizaron la necropsia, mientras que Iván enfrenta proceso por este crimen.

Se cometieron 31 feminicidios en los primeros seis meses de 2022

De acuerdo con el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), en Ciudad de México se han registrado 31 feminicidios en el primer semestre de 2022.
En junio hubo un repunte de este delito con siete casos, pues en enero hubo seis; en febrero seis; en marzo tres; en abril cuatro y en mayo cinco.
Mientras que en 2019 se contabilizaron 26 feminicidios en el periodo enero-junio. En 2021 se registraron 38 en el primer semestre y en 2020 el total fue de 40.

Qué es un feminicidio

No todos los asesinatos dolosos cometidos contra mujeres son tipificados como feminicidios.
De acuerdo con la ley, comete el delito de feminicidio quien prive de la vida a una mujer por razones de género.
Se considera que existen razones de género cuando concurra alguna de las siguientes circunstancias:

La víctima presente signos de violencia sexual de cualquier tipo.
A la víctima se le hayan infligido lesiones o mutilaciones infamantes o degradantes, previas o posteriores a la privación de la vida o actos de necrofilia.
Existan antecedentes o datos de cualquier tipo de violencia en el ámbito familiar, laboral o escolar, del sujeto activo en contra de la víctima.
Haya existido entre el agresor y la víctima una relación sentimental, afectiva o de confianza.
Existan datos que establezcan que hubo amenazas relacionadas con el hecho delictuoso, acoso o lesiones del sujeto activo en contra de la víctima.
La víctima haya sido incomunicada, cualquiera que sea el tiempo previo a la privación de la vida.
El cuerpo de la víctima sea expuesto o exhibido en un lugar público.
El gobierno de México afirma que comúnmente los homicidios que se cometen contra las mujeres no son investigados tomando en consideración que podrían tratarse de feminicidios. Por esta razón, el Modelo de protocolo latinoamericano de investigación de las muertes violentas de mujeres por razones de género recomienda que todas las muertes violentas de mujeres que en principio parecerían haber sido causadas por motivos criminales, suicidio y accidentes, deben analizarse con perspectiva de género, para poder determinar si hubo o no razones de género en la causa de la muerte.

¿Por qué se cometen feminicidios?
Ante los casos de feminicidio que se registran en la Ciudad de México y en todo el país, una de las principales dudas es qué lleva a los hombres a cometer estos asesinatos de mujeres.

Frida Guerrera, activista para erradicar la violencia contra las mujeres, explicó en el podcast de La Cadera de Eva que no hay una sola respuesta, pero que está relacionado con la impunidad en la que suelen quedar estos crímenes.

“Yo creo que el aprendizaje de todos estos años nos da la respuesta. ¿Qué pasa por su cabeza? Estamos en medio de generaciones que ya no tienen esa capacidad de frenar. ¿Por qué? Porque no hay consecuencias”, indicó la activista.

OCNF: legislación debe perfeccionarse
El 6 de julio de 2022, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), a través del ministro presidente Arturo Zaldivar, presentó al Congreso de la Unión un proyecto de ley general de feminicidio, cuyo objetivo “es reducir la impunidad en los casos de feminicidio y crear una normativa general a través de la reforma al artículo 73, fracción XXI, inciso a, de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos. El nombre de dicho proyecto es el de Ley General para Prevenir, Investigar, Sancionar y Reparar el Feminicidio”.
Al respecto, el Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio (OCNF) consideró que es una oportunidad para reconocer la gravedad de la problemática del feminicidio en el país y para lograr una regulación homogénea y adecuada de dicho delito, que además tome en cuenta aspectos tan relevantes como la atención a las víctimas, la reparación integral del daño y la prevención del delito.

“Sin embargo, dicha propuesta tiene defectos regulatorios y en algunos casos es insuficiente, por lo que debe ser mejorada y, sobre todo, discutida en el Congreso con la participación de víctimas, organizaciones de la sociedad civil defensoras de los derechos de las mujeres y colectivos con experiencia en el tema”, indicó el OCNF.

“También es cierto que todas las autoridades, incluyendo a la misma SCJN, deben partir de una base de entendimiento común: para terminar con la impunidad en los casos de violencia feminicida, emitir un ordenamiento general que regule diversas aristas del feminicidio no es suficiente, sino que se requieren, más bien, investigaciones adecuadas y con debida diligencia y perspectiva de género, fiscalías con personal capacitado y suficiente para realizar dichas investigaciones, infraestructura en las fiscalías, personal forense también capacitado y suficiente, con calidad técnica y científica, y otros factores cuya falta o deficiencia, perpetúa la impunidad en los casos de feminicidio.
“Asimismo, para erradicar la violencia feminicida se necesita una prevención planeada y ejecutada de forma adecuada, efectiva y coordinada, por los diversos órganos del Estado y no sólo la emisión de un ordenamiento jurídico que la prevea”, puntualizó el OCNF.

 

MRV