El triple homicidio que destapa red del crimen organizado en la sierra mixe de Oaxaca

91

OAXACA.- El 21 de febrero del 2022 tres hombres originarios de la sierra mixe de Oaxaca fueron asesinados en la ciudad de Phoenix, Arizona, en Estados Unidos. El caso fue sólo la punta del iceberg de una red del crimen organizado.

Los cuerpos de los tres jóvenes fueron hallados al sur de la ciudad estadounidense, con visibles huellas de tortura, lo que hizo sospechar a las autoridades de EU que se trataba de un asunto de drogas o delincuencia organizada, pero las víctimas fueron identificadas como gente de trabajo que va al norte a reunirse con su familia y a ganar dinero para su comunidad, de acuerdo con información de Chiapas Paralelo.

Los jóvenes asesinados fueron Abimael Jiménez, de 16 años de edad; Isauro, de 22, y Herminio de 28 años. Nativos de Santo Domingo Tepuxtepec.

¿QUÉ FUE LO QUE PASÓ?
Herminio trabajaba como pollero, por lo que Abimael e Isauro, quienes tenían pocos días de haber cruzado a Estados Unidos, habrían sido víctimas colaterales de un ataque en venganza.

Las y los migrantes de Oaxaca en Estados Unidos cuentan con redes de viajes y recepción desde la sierra hasta llegar a sus lugares de destino. Algunos de sus amigos y conocidos se dedican a llevar personas.

Estas redes se diferencian de las más violentas que operan, por ejemplo, a través de Tamaulipas, en las que son traficadas personas centroamericanas. Ahí, los polleros deben lidiar con narcotraficantes, secuestradores. En el caso de las redes oaxaqueñas no suele ser así.

TRIPLE HOMICIDIO DESTAPA RED DE TRÁFICO
Meses antes del homicidio, Herminio había decidido separarse de una célula que estaría comandada por una persona conocida como Jonás, quien al ver que Herminio recibía migrantes, lo mató.

El 3 de marzo, en Phoenix, fue detenido Juan “N”, “El Chino”, de 22 años. En la bitácora policial se habla de rastreo de teléfonos, testigos. En los interrogatorios sale el nombre de Jonás, alias “El Chivo”, quien ya había huido para entonces.

“El Chivo”, señalan los reportes, huyó rumbo a la sierra mixe de Oaxaca, donde ya tenía fama de ser violento por su relación con las armas y las drogas.

Al volver a su lugar de origen pese a haber matado a tres miembros de la comunidad, comenzó a mostrarse públicamente de forma amenazadora en la zona: con camionetas, armas y acompañado de una camarilla de secuaces.

Algunas personas de la región señalan que Jonás podría estar vinculado al homicidio de otro hombre en la sierra mixe, quien se había dedicado a ser pollero o raitero de migrantes, un hombre que en algún momento fue su jefe y lo reprendió por el triple asesinato de sus paisanos.

Defensores de derechos humanos que han denunciado el caso han tenido que salir de la región debido a amenazas de muerte.

LA DETENCIÓN Y LIBERACIÓN DE JONÁS
Al intentar ingresar a San Pedro Quiatoni, comunidad zapoteca localizada a unos 40 kilómetros de Santo Domingo Tepuxtepec, Jonás y otro individuo fueron detenidos por la policía comunitaria el pasado 3 de junio.

No se sabe a qué iban, solo que conducían una camioneta y cuando les fue negado el paso, Jonás amenazó con que “correría sangre”, pero las autoridades no cayeron en la provocación y convocaron al pueblo a una asamblea extraordinaria. Se les decomisaron la camioneta y las armas.

Los pobladores no sabían que uno de los hombres que detuvieron era buscado en Estados Unidos, sin embargo informaron de la detención a la fiscalía estatal.

Esta instancia se comprometió a dar parte a la Fiscalía General de la República, y lo hizo; sin embargo, al culminar el plazo para dictar auto de vinculación a proceso, un juez federal dictaminó que la detención de Jonás no fue apegada a derecho, por lo que el probable autor intelectual y material del triple homicidio, fue liberado.

Mientras tanto, las autoridades estatales se han lavado las manos y dicen que la responsabilidad está a nivel federal, y como los delitos que ha cometido Jonás son federales –tráfico de personas, de drogas y armas–, ellos no tienen vela en el entierro.

 

(djh)

(djh)