Debate de Chihuahua entre ataques: Loera recuerda a Maru Campos caso Duarte

16

En el debate por la gubernatura de Chihuahua, los ataques se concentraron en Juan Carlos Loera de la Rosa, candidato de la coalición Juntos Hacemos Historia, especialmente por los temas del agua y de presupuesto. El aspirante reviró contra María Eugenia Campos, candidata de la coalición Nos Une Chihuahua, por el caso de presunta corrupción que la asocia con el exgobernador César Duarte.

A lo largo de hora y media, los seis candidatos al gobierno de Chihuahua cruzaron acusaciones y una que otra propuesta que llevarán a cabo de ganar el próximo 6 de junio. Aunque en la mayoría de las ocasiones esquivaron las preguntas de la ciudadanía para lanzar ataques contra los otros.

Aunque la mañana de este jueves generó controversia el proceso contra Campos Galván porque ella presentó pruebas de que se falsificaron firmas en 34 recibos que forman parte de la carpeta de investigación, en el debate cinco aspirantes arremetieron contra Loera de la Rosa (Morena-PT-Nueva Alianza), quien es el segundo en las preferencias.

«Sigue siendo títere del presidente», dijo Maru Campos a Loera.

Campos Galván (PAN-PRD), quien encabeza las encuestas de cara a las elecciones, fue la primera en arremeter contra el candidato de Morena, al llamarlo «traidor» por el problema del agua que hay en el estado y recordó que él votó a favor de un recorte presupuestal por 2 mil 900 millones de pesos.

Asimismo, le dijo en manera irónica: «Sigue haciéndole trabajo a Javier Corral y sigue siendo un títere del presidente (Andrés Manuel López Obrador)».

Temas que han afectado a Morena a nivel federal también fueron sacados a flote en el debate, pues Campos Galván mostró una fotografía del accidente de la Línea 12 del Metro y comentó que en Chihuahua no quieren obras mal planeadas y que ponen en riesgo la vida de la gente.

La candidata aprovechó para criticar a Loera de la Rosa también por la desaparición del Seguro Popular y el desabasto de medicamentos, por lo que se comprometió a recuperar ese servicio de salud si gana la gubernatura.

LOERA ACUSÓ A CAMPOS DE SER LA «CANDIDATA DE DUARTE»
Loera de la Rosa atacó principalmente a Campos Galván por la vinculación a proceso que tiene por presunto cohecho y uso indebido de recursos, por su participación en la «nómina secreta» del ex gobernador César Duarte.

El morenista señaló que el perito Sergio García Vidauri, quien esta mañana dijo que las firmas de la candidata en recibos fueron falsificadas, ha sido detenido en dos ocasiones por falsear documentos y añadió que «el perito al que abraza la candidata de Duarte es un falso, igual que las promesas que nos está haciendo».

Asimismo, cuestionó que la candidata panista «en dos o tres meses puede estar en la cárcel» por el proceso que se sigue en su contra, pues le quitaron su pasaporte y dejó en prenda su casa ante las autoridades para asegurar que no se va a escapar.

Loera de la Rosa calificó de «miserable» el que haya recibido dinero de Duarte y ante esta situación, él se comprometió a que si gana no habrá moches ni más nóminas secretas.

Entre sus propuestas, el candidato de Morena sacó la bandera de la austeridad del presidente López Obrador, al decir que reducirá su salario a la mitad de lo que gana actualmente el gobernador y que ningún funcionario podrá tener un sueldo mayor.

CANDIDATOS LANZAN OTROS GOLPES CONTRA ASPIRANTES PUNTEROS
A lo largo del debate, los candidatos de los demás partidos también lanzaron acusaciones contra Loera de la Rosa y uno que otro raspón contra Campos Galván.

Alfredo Lozoya, candidato de Movimiento Ciudadano, también criticó a Loera de la Rosa por reducir el presupuesto al señalar que no sólo votó, sino que aplaudió esta decisión.

TE PUEDE INTERESAR
LSR-
Morena afirma que el PRI declinará en Chihuahua

Sobre Campos Galván, Lozoya hizo señalamientos acerca de que «tenía policías operando una red de vendedores de cristal», aunque no mostró pruebas, y se comprometió a combatir la venta de esta droga.

Brenda Ríos, candidata del Partido Verde Ecologista, dijo que sus contrincantes se gastaron 500 millones de pesos en campaña que se podría haber usado en otros temas importantes para el estado.

A Campos Galván la criticó por los presuntos actos de corrupción y por escudarse al decir que es víctima de violencia de género cuando la verdadera violencia es la que viven cientos de chihuahuenses, mientras sacó una hoja en la que se muestra que 359 mujeres fueron asesinadas.

En tanto, Graciela Ortiz, candidata del Partido Revolucionario Institucional, hizo el llamado a no votar por Morena, al indicar que Loera de la Rosa le quitó servicios de atención a jornaleros, en materia de seguridad alimentaria e infraestructura.

Luis Carlos Arrieta, abanderado del Partido Encuentro Social, expresó a los chihuahuenses «No podemos dejar el gobierno en manos de quiénes nos han robado la esperanza» y al final del debate mostró tres manzanas, dos de ellas podridas, representando al PAN y a Morena, y otra fresca que era la del PES, para exhortarlos votar.

DECLINA FUERZA POR MÉXICO
Al final del debate, Alejandro Díaz Villalobos, candidato de Fuerza por México declinó su candidatura a favor de Campos Galván, al señalar que busca unir fuerzas para el proyecto que ella propone.

«A la candidata Maru Campos le tomo la palabra de este gran esfuerzo por representar a Chihuahua de manera conjunta, quiero ayudar a que prive la unión y no el rencor.

«Por el bien de Chihuahua y a nombre de mi equipo, me uno a la gubernatura del Partido Acción Nacional, Maru Campos, en este favor de su proyecto social», dijo Díaz Villalobos.

MJP