Covid-19, oportunidad de cambio para América Latina: De la Fuente

62

La pandemia por covid-19 nos ha dejado al desnudo a todos y provocará la peor recesión de los últimos 100 años.

En la columna de Juan Ramón de la Fuente, actual Embajador Representante Permanente de México ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU), recientemente la Secretaría General de la organización dio a conocer la semana pasada un informe sobre ”El impacto del covid-19 en América Latina y el Caribe”. Se trata de un documento compacto, bien documentado y con una perspectiva integral.

SIGUE AQUÍ LA COBERTURA SOBRE EL CORONAVIRUS EN MÉXICO

De acuerdo con el exrector de la UNAM, el documento enciende focos rojos sobre la realidad al tiempo que ofrece alternativas. Los conceptos son claros y las recomendaciones parecen viables.

Un gran lema de la ONU frente a la pandemia ha sido “Reconstruir Mejor”. En el caso de nuestra región, se agrega oportunamente “con igualdad y sostenibilidad”. No se trata de una simple frase, sino de reconocer que el daño causado por el covid-19 es grave, mayor de lo que nos imaginamos, y que nada se gana con ocultarlo. La realidad es que esta pandemia nos alcanzo a todos.

De la Fuente comenta que todos hemos sido víctimas o padecido los estragos de esta crisis, pero no podemos lamentarnos; hay que generar respuestas no sabemos con exactitud cuándo pasará la pandemia; por ello es necesario generas soluciones de corto y largo plazo revisando las estructuras institucionales, políticas públicas, acciones prioritarias, programas sociales y mecanismos de cooperación internacional, entre otras.

Epicentro de oportunidades
América Latina se ha convertido en epicentro de la pandemia, pero también de profundas desigualdades, sus sistemas de salud fragmentados y sus débiles estructuras de protección social.

Nuestra región enfrenta graves limitaciones estructurales: altos niveles de desigualdad, corrupción, violencia, pérdida de biodiversidad y muchas más.De ahí que la recuperación posterior a la pandemia represente la oportunidad de cambiar el modelo, o acentuar el ritmo del cambio en aquellos países que ya lo han iniciado. Ante todo, mantener la paz, reforzar el compromiso con los derechos humanos y fortalecer al sistema democrático con mayor transparencia e inclusión social. En algunos países como el nuestro, se agrega el grave problema de la delincuencia organizada. Sin que se tenga una solución unívoca, se esgrime con razón la necesidad de una mayor presencia del Estado en todo el territorio: más efectiva, más responsable, más eficaz.

El informe ”El impacto del covid-19 en América Latina y el Caribe”, que el tema fondo para una recuperación económica sostenible es la igualdad. La igualdad que ayuda a sostener los ingresos y la demanda agregada, donde los jóvenes deberán asumir un papel más activo, al representar el 17% de la población regional. También se subraya la igualdad de género. Las mujeres, desproporcionalmente afectadas por la pandemia y más expuestas al aumento de la violencia. Y en este renglón de igualdad de género se menciona, con justicia, a la comunidad LGBTI, para que puedan disfrutar sus derechos con plenitud, empezando por el derecho a una vida libre de violencia y discriminación.

TE PUEDE INTERESAR
LSR-
De la Fuente pedirá que ONU se prepare mejor ante epidemias

La respuesta al covid-19 nos permite acercarnos nuevamente, aunque con un enfoque más realista, autocrítico y preocupante, a la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible.

Además, el informe hace una serie de recomendaciones que incluye considerar un ingreso básico de emergencia para todos aquellos que viven en pobreza, así como proveer servicios básicos a todos los que se encuentran en las situaciones más vulnerables: mujeres, niños, personas mayores, pueblos indígenas, personas con discapacidad y migrantes. Es decir, primero las personas y luego las empresas, sobre todo las micro, pequeñas y medianas empresas, para que puedan cubrir sus costos laborales. Para las grandes empresas, se sugieren apoyos condicionados a mantener los empleos, invertir en ciencia y desarrollo, y abstenerse de distribuir dividendos entre los accionistas

El exretor de la UNAM, agrega que el informe llama a renovar los programas de protección social y promover políticas industriales sostenibles. A estrechar la colaboración con universidades y el sector privado.

Este informe ofrece una perspectiva multidimensional, integral y bien estructurada. Sin embargo, informes como el de la Comisión Económica para América Latina (CEPAL) y el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), contienen información adicional que complementa la radiografía de la trama.

La nueva realidad tardará mucho en convertirse en una nueva normalidad. El proceso de adaptación será más complicado aún, si mantenemos como referente la normalidad de la que veníamos. Serán muchas las cosas que van a cambiar, pero es ahí, justamente, donde aparece la oportunidad. Por ello el lema es ”Reconstruir Mejor”.

kach