Consejería Jurídica de Presidencia también impugnó Constitución CDMX: Encinas

297

CIUDAD DE MÉXICO 12 DE MARZO DE 2017 (La Silla Rota).- Además de PGR, la Consejería Jurídica de la Presidencia presentó ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) una acción de inconstitucionalidad contra la Constitución de la Ciudad de México, informó el ex presidente de la Asamblea Constituyente de la capital, Alejandro Encinas.
“La información que tengo ahora es que ya presentó controversia la propia Consejería Jurídica de la Presidencia”, dijo el ex asambleísta.

Con esta revisión que pide la Consejería de Presidencia a la Constitución capitalina, habría por lo menos otras tres acciones solicitadas: la de la PGR, la del Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México y la Junta Local de Conciliación.

En entrevista con La Silla Rota, Encinas Rodríguez consideró que estas acciones son parte de un complot federal de orden político y no jurídico, pues están tratando de desacreditar la visión de avanzada y garantistas que desde su óptica tiene esta Constitución, publicada el pasado 5 de febrero.

“Es una puñalada trapera del gobierno, que al haber tenido un grupo designado directamente, que participó y aprobó los artículos que hoy están impugnando, 39 artículos, da cuenta que esto no es una impugnación de carácter jurídico, sino político”, dijo.

Añadió que quienes están buscando la intervención de la Corte, buscan desprestigiar los artículos y temas que establecen la exigibilidad y judiciabilidad de los derechos humanos, de democracia participativa como es la revocación de mandato, y todos los derechos de nueva generación que no quieren que se irradien en el resto del país.

Además, agregó el senador de la República, hay una estrategia concertada desde el gobierno para tratar de desacreditar esta Constitución capitalina, por lo que calificó este hecho como un “golpe de Estado judicial” y por la puerta de atrás quieren quebrantar es el proyecto de Ciudad que se ha fijado.

“Es un diferendo político, no jurídico, y estas impugnaciones no son más que el reflejo de los intereses que se han afectado con esta Constitución y las resistencia para los cambios, como el caso del Poder Judicial”, reiteró.

Explicó que hay intereses creados a los que no les gustó que el Presidente del Tribunal no sea al mismo tiempo el presidente del Consejo de la Judicatura, es decir, que ya no sea juez y parte.

Desde la visión del ex jefe de gobierno de la capital, este tema del ámbito judicial ha sacudido al país y no solamente al presidente del Tribunal y los magistrados de la Ciudad de México. Añadió que también hay disgustos a la existencia de un Consejo Judicial Ciudadano.

“Hay en todo esto una carga política enorme y por lo mismo tendrá una respuesta política y social en la misma proporción, por lo que se espera una respuesta de las ex integrantes de la Asamblea Constituyente y de organizaciones de la sociedad civil, académicos y especialistas”.

Criticó que al final de los trabajos de esta Asamblea Constituyente, el PRI y sus aliados hayan sido parte de los elogios del trabajo logrado y ahora traten de “tirar” el contenido de lo que ellos aprobaron.

Deseó en que la Corte actué con objetividad y que no se convierta en un ”tribunal de consigna”, aunque reconoció que algunos de los ministros son adversos a algunos de los planteamientos de esta Constitución, como el caso del matrimonio igualitario o el del derecho a una muerte digna.

La ruta a seguir

Alejandro Encinas reconoció que los ex asambleístas no tienen competencia para dar respuesta a ninguna de las controversias presentadas, por lo que deberán ser atendidas por la Asamblea Legislativa de la Ciudad de México.

Sin embargo, dijo que harán acciones de carácter político como informar sobre el peligro de que le quiten los elementos de avanzada que tiene esta Constitución capitalina.

El pasado martes, Procuraduría General de República (PGR) presentó una acción de inconstitucionalidad en la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) para que invalide y revisar al menos 39 conceptos de la Constitución de la Ciudad de México.