Congelan cuentas con casi 100 mdp y más de 5 mdd al cártel de Sinaloa

100

HERMOSILLO.- Más de dos mil cuentas bancarias ligadas al cártel de Sinaloa han sido congeladas por parte de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) desde el año 2019 a la fecha.

Un total de 95 millones 517 mil 603 pesos y 5 millones 734 mil 665 dólares, son los recursos que han sido congelados por las autoridades, de acuerdo con información de Riodoce.

La dependencia detalló que afines a este grupo delictivo son los que encabezan la Lista de Personas Bloqueadas por conductas que pudieran favorecer, cooperar o prestar auxilio de cualquier especie para la comisión del delito de operaciones con recursos de procedencia ilícita.

En total, se han congelado 2 mil 216 cuentas bancarias que tienen un acumulado de más de 97 millones de pesos y 5 millones de dólares.

El motivo de la congelación de los activos es que los titulares fueron incluidos en la lista arriba mencionada.

De 2019 a la fecha, se bloquearon 2 mil 124 cuentas bancarias ligadas al cártel de Joaquín “El Chapo” Guzmán e Ismael “El Mayo” Zambada, la mayoría, congeladas en el año de 2019, cuando la UIF inmovilizó mil 785 cuentas con 84 millones de pesos.

Hace poco más de tres años, la UIF bloqueó cuentas a Ovidio Guzmán López, hijo de “El Chapo”; a Ana María Zambada García y Leticia Ortiz, hermana y pareja del Mayo Zambada, respectivamente.

Ramón Florencio López Hernández, ex director de Recursos Humanos de la Universidad Autónoma de Sinaloa (UAS), presuntamente también se vio involucrado en una red de lavado de dinero asociada a “El Mayo”.

Por otra parte, al cártel Beltrán Leyva le fueron bloqueadas 34 cuentas, en las que se encontraron 290 mil 771 pesos en 2019.

Del grupo Los Mazatlecos, de Fausto Isidro Meza Flores, el Chapo Isidro, la UIF congeló 58 cuentas con un millón 535 mil 572 pesos en 2021.

LOS CÁRTELES CON MÁS CUENTAS CONGELADAS
Datos de la UIF señalan que desde 2018 a la fecha, el grupo delictivo con la mayor cantidad de dinero congelado es el Cártel Jalisco Nueva Generación.

El grupo liderado por Nemesio Oseguera Cervantes, el Mencho, tiene bloqueadas 8 mil 922 cuentas con 838 millones 91 mil 660 pesos, 700 mil 972 dólares y 3 mil 949 euros.

La Familia Michoacana, fundada por Nazario Moreno González, tiene 3 mil 714 cuentas bloqueadas, en las que se acumulan 371 millones 292 mil 230 pesos, un millón 223 mil dólares y 4 mil 703 euros.

Actualmente la UIF tiene a 6 mil 735 sujetos en Lista de Personas Bloqueadas, con 14 mil 469 millones 262, mil 797 pesos.

¿CÓMO USAN LOS CÁRTELES DE LA DROGA LAS CRIPTOMONEDAS?
Durante el año pasado, los cárteles mexicanos, principalmente el de Sinaloa y el Jalisco Nueva Generación, lavaron 25 mil millones de dólares con criptomonedas, de acuerdo con el informe anual de la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes de la ONU.

“El uso de bitcoin para blanquear dinero va en aumento, sobre todo entre bandas de narcotraficantes como el Cártel Jalisco Nueva Generación y el Cártel de Sinaloa, según las autoridades de México y los Estados Unidos”, se lee en el informe.

 

El modus operandi: para no superar el umbral de las operaciones bancarias que hacen saltar las alarmas de las autoridades, de 7 mil 500 dólares, los delincuentes suelen dividir el dinero ilícito en pequeñas cantidades depositadas en varias cuentas bancarias, una técnica conocida como smurfing.

Desde dichas cuentas se realiza una serie de compras en línea de pequeñas cantidades de bitcoin, lo que les permite disimular el origen del dinero y pagar a sus asociados en otras partes del mundo.

Caso Zaragoza: este año, la UIF detectó una red de lavado de dinero que combinaba el uso de bancos y criptomonedas, integrada por familiares que operaban en los estados de Michoacán y Jalisco.

A través de una empresa dedicada al ofrecimiento habitual y profesional de intercambio de activos virtuales y un grupo de personas físicas, se formó una estrategia para “lavar” recursos, producto del narcotráfico, la delincuencia organizada y la defraudación fiscal, señala el informe de la Unidad de Inteligencia Financiera.

Las personas recibieron diversos depósitos en efectivo en distintas localidades del país, consideradas zonas de riesgo; una vez que dichas personas recibieron los depósitos de dinero en efectivo en sus instrumentos financieros, los dispersaron y triangularon entre sí, a través de una serie de operaciones.

Dentro de las múltiples metodologías de lavado detectadas, tales como la triangulación de recursos, destaca principalmente la compra de activos virtuales como medio para ocultar el efectivo, del cual se desconoce el origen de los recursos.

Los integrantes recibían depósitos de hasta 23 millones de pesos.