Captura de Caro Quintero beneficia al cártel de Sinaloa: especialista

46

La recaptura de Rafael Caro Quintero, uno de los fundadores del extinto cártel de Guadalajara, aseguramiento que llevó a cabo la Secretaría de Marina (Semar) beneficia al cártel de Sinaloa al disminuir las tensiones que se habían originado por su liderazgo.

“Hay varias vertientes. Una es la interna tomando en cuenta las disputas que hay en estados del norte porque se han dado conflictos entre cárteles en el norte, entre ellos, con los hijos del Chapo. Ellos, los hijos del Chapo han tomado vía libre, independientemente de Ismael Zambada, quien ha tratado de poner un control y evitar conflictos al interior del grupo”, aseguró para La Silla Rota Armando Rodríguez Luna, especialista en seguridad y consultor en Strategic Affairs.

UN HECHO SIMBÓLICO PARA LA DEA
Para el especialista, la captura de Caro Quintero en el municipio de Choix, Sinaloa, es un hecho simbólico para la Administración de Control de Drogas (DEA por sus siglas en inglés en inglés) que reafirma la colaboración en temas de seguridad entre México y Estados Unidos.

Rodríguez Luna comentó que la detención de una de las personas por las que la DEA ofrecía 20 millones de dólares por información que permitiera dar con su paradero o captura, permitirá reducir la violencia, principalmente en el estado de Sonora donde se tenía identificada la presencia del capo.

En entrevista Armando Rodríguez comentó que, desde que salió de prisión, Rafael Caro Quintero fue uno de los principales generadores de violencia en la zona norte del país.

“Caro Quintero, desde que regresó, buscó tomar el control de las operaciones, particularmente en el norte de Sonora, no solo en esa entidad. Esto llevó a un punto de tensión más al interior del cártel de Sinaloa. Otra es relacionada con el trabajo de seguridad en el país, y la cual tiene que ver con las acciones que se tienen para mantener en control a los grupos criminales. En este caso el cártel de Caborca y que se relaciona con Caro Quintero, se convirtió en uno de los más violentos en la zona para el tráfico de fentanilo y otras drogas. Este grupo controló el tráfico y en un grupo violencia”.

Su detención, a petición del gobierno de Estados Unidos para ser juzgado en ese país por delitos de narcotráfico, así como por el secuestro y homicidio del agente de la DEA Enrique “Kiki” Camarena y del piloto de la Secretaría de Agricultura y Recursos Hidráulicos, Alfredo Zavala Avelar en 1985, marca un nuevo precedente en la colaboración que la DEA tiene con el gobierno de México.

“La captura es un simbolismo para la DEA, no tanto para Estados Unidos, sino para la DEA. Esto tiene importancia porque la DEA ha sido relegada de la política de seguridad de México a partir de que el gobierno del Presidente Andrés Manuel López Obrador tomó una serie de políticas para relegar y bloquear todas las acciones de la DEA en México”.

HAY QUE “RELEER” LA CAPTURA
Rodríguez Luna asegura que la “detención es importante releerla en el contexto de los acuerdos recientes de seguridad entre ambos países, principalmente en el marco de cooperación entre ambos países. Esto puede significar, por lo menos en la forma informal, un guiño, para recuperar la colaboración con esa agencia”.

Agrega: “en este caso la Marina fue la llevó a la captura y puede ser un guiño para buscar la colaboración. La captura es simbólica que se debe de celebrar. Lo importante es saber en cuánto tiempo es extraditado a Estados Unidos”.

Hasta el momento Rafael Caro Quintero se encuentra en el Centro Federal de Readaptación Social (Cefereso), Altiplano en el Estado de México, donde un juez determinará si es extraditado a Estados Unidos. El capo puede presentar diferentes amparos o recursos jurídicos que pueden llegar hasta la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) lo que puede retrasar su entrega por varios años.

 

(djh)