Capella arremete contra Arroyo

419

Cuernavaca, Morelos.- El comisionado estatal de Seguridad, Alberto Capella Ibarra arremetió nuevamente contra Guillermo Arroyo Cruz, ex secretario general del Ayuntamiento de Cuernavaca, a quien calificó de ser un hombre “poco confiable” por haber usado información de una dependencia para combatir el narcotráfico para después defender como abogado a integrantes de la delincuencia de la delincuencia organizada.

Al ser cuestionado sobre la renuncia del ex colaborador del alcalde de Cuernmavaca, Cuauhtémoc Blanco Bravo, el encargado de la Seguridad en Morelos solo se concretó a responder que no tiene ningún tipo de opinión respecto a ese tema.

Sin embargo, aprovechó para dejar en claro que nunca acusó al ex secretario general de la comuna capitalina de tener vínculos con la delincuencia organizada.

“Solo hable de las situaciones legales de tres funcionarios del Ayuntamiento de Cuernavaca que son hechos reales, yo no dije que están vinculados, para mí es absurdo que el fiscal Javier Pérez Durón mañana renuncie y se vaya asesorar al Carrete, ¿no?. Entonces no manchen”, expresó.

En ese sentido, dijo que lo cuestionable de Guillermo Arroyo es que el ex subprocurador encargado de combatir la delincuencia organizada en Morelos renuncie al cargo y después asesore a los hermanos Pineda Villa.

“Eso es una verdadera falta de ética de como abogado y una estupidez a eso me refería cómo puedes confiar en una persona así.

Yo no estoy diciendo que tenga vínculos, es una falta de ética por qué, porque sabes toda la información, todas las investigaciones, tienes acceso a todas las carpetas e información de las instituciones y eso por lo menos en mi tierra no se da.

Cualquier abogado que trabaje en instituciones y después se vaya apoyar pillos es una mentada de madre. Ese es mi coraje, esa es mi molestia y como decimos en Tijuana cómo chingados puedes confiar en una persona así”, agregó.

Sin dar nombrar al alcalde de Cuernavaca, Cuauhtémoc Blanco Bravo, el comisionado dijo que éste hizo expresiones públicas que no tienen nada que ver con lo que manifestó hace una semana contra tres funcionarios municipales.

Por otro lado, hoy también informó que los últimos tres años 430 policías del estado de Morelos han sido dados de baja por sus presuntos vínculos con la delincuencia organizada, abusos de autoridad y por no acreditar los exámenes de control y confianza, de los cuales el 15 por ciento enfrentan un proceso administrativo o penal por abusos de autoridad.