Bartlett debe responder por fraude electoral: AMLO

25

El director general de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), Manuel Bartlett, vivió ayer un incómodo momento durante la mañanera, cuando el presidente Andrés Manuel López Obrador habló del llamado ”fraude patriótico” de 1986 en Chihuahua en donde el PRI obtuvo a la fuerza la gubernatura.

Lo que más llamó la atención en las declaraciones del presidente es que a su lado se encontraba Manuel Bartlett, titular de la CFE y quien fue uno de los protagonistas del escándalo electoral en Chihuahua, pues en ese tiempo fungió como secretario de Gobernación del presidente Miguel de la Madrid.

A 34 años de estos, esta mañana el presidente López Obrador reseñó aquel episodio sin aludir directamente a Manuel Bartlett.

“No mencioné a Bartlett porque no venía al caso, yo hablé de cómo se interrelacionaron el PRI y el PAN. Todo esto vinculado al salinismo de cuando se hace ese fraude, imponen a este señor Baeza, si era funcionario Bartlett, él tiene que responder por eso, yo sostengo lo que he dicho siempre”.

#EnLaMañanera Ante la pregunta sobre l papel de @ManuelBartlett en el “fraude patriótico” que denunció ayer @lopezobrador_ dijo que fue el PRI y el PAN quien operó el fraude para imponer a Baeza. “Pero yo sostengo lo de siempre, fue un fraude” pic.twitter.com/rkV31YfPxH

— La Silla Rota (@lasillarota) September 11, 2020
EL FRAUDE DEL 86

Hace 34 años, Manuel Bartlett Díaz tuvo el encargo de dar solución a las demandas panistas, quienes lo señalaron de ser operador del fraude electoral en Chihuahua en donde el PRI a la mala le arrebato la gubernatura al candidato del blanquiazul Francisco Barrio.

El ahora titular de la CFE, fue señalado como responsable de la imposición del priista Fernando Baeza frente al panista Francisco Barrio, incluso el exgobernador de Chihuahua en ese tiempo Manuel Bernardo Aguirre, calificó lo sucedido como un “fraude patriótico”.

Los panistas acusaron la existencia de 400 mil electores fantasmas en Chihuahua y pidieron anular la elección, sin embargo Bartlett rechazaría la petición de anular las elecciones pues afirmó que hubo “insuficiencia de pruebas”.

Ante el escándalo, Bartlett citó a los inconformes para decirles que no reconocería el triunfo panista pues el gobierno mexicano nunca entregaría el poder a los empresarios, a la Iglesia y a los Estados Unidos.

Tras la negativa del entonces secretario de Gobernación de aceptar fraude en Chihuahua, los panistas como represalía decidieron ausentarse del Informe del Presidente.

kach