Apoyan en MC y PAN alianzas, pero rechazan ir con el PRI

142

Tanto en el Partido Acción Nacional (PAN) como en el Movimiento Ciudadano (MC) se impulsa que las distintas expresiones de oposición sumen esfuerzos con el fin de neutralizar la mayoría que ganada en 2018 por Morena y el presidente Andrés Manuel López Obrador; sin embargo descartan entablar una alianza con el Partido Revolucionario Institucional (PRI) para las elecciones de 2021.

Así lo expresaron los senadores Damián Zepeda (PAN) y Clemente Castañeda (MC), en entrevista para Alfredo González y Jorge Ramos Pérez en la Mesa de análisis El Heraldo de México – La Silla Rota.

Para el exdirigente albiazul, la formación de alianzas entre la oposición es la «acción concreta más importante que podemos tomar para evitar que el presidente y el futuro del país vayan por buen camino».

En este sentido, las coaliciones de forme Acción Nacional deberían ser «con quienes compartamos visión pasada, presente y futura, con quienes podamos construir un plan de acciones concretas en materia educativa, de corrupción».

«Yo con el PRI no la comparto (la identidad) lo digo abiertamente con pleno respeto (…) pero me parece que sería una gran incongruencia del PAN, por décadas hemos luchado por un sistema distinto y ahora resulta que por una elección con tal de ganar rompes con lo que has impulsado toda tu vida».

ALIANZA NO ELECTORAL
Clemente Castañeda, actual dirigente nacional de MC dijo que «sería impensable una alianza con el PRI, porque no tendría ninguna viabilidad de carácter electoral», además de que defendió que cada expresión opositora debe tener su propio proyecto, «con su propia identidad, sus maneras de enfrentar la realidad y alternativas de México».

«¿Qué nos haría pensar que un bloque similar al del 2018 pueda tener éxito en este proceso electoral? (…) el intento que hicimos entre distintas expresiones de oposición para hacerle frente al hoy gobierno, fue un proyecto que no tuvo atracción electoral, que fue muy difícil de explicar las razones de esta coalición y creo que esa es una lección que tenemos que tener en cuenta de cara al 2021», dijo Castañeda.

Al respecto, el legislador señaló que existen muchos espacios en los que se puede coincidir con otros partidos, como el PAN y «que no tienen que ver necesariamente con lo electoral». «Donde tenemos un diálogo fluido, donde se puede construir la diferencia y donde sí podemos hacer causa común para hacer frente a un poder presidencial cada vez más exacerbado», dijo.

Castañeda apuntó que el problema a vencer rumbo a los comicios de junio próximo «es que el presidente nos quiere llevar a un escenario de polarización», en el que «el gran ganón es el presidente de la república y su expresión, hoy, mayoritaria».

La oposición debe «salirse del rincón» «no ponerle en bandeja de plata un proceso electoral que por supuesto debe de ser mucho más complejo», expuso el dirigente de MC.

PRI, PAN PRD
A mediados de junio pasado, Marko Cortés, dirigente nacional del PAN planteó al Partido de la Revolución Democrática (PRD) y a MC entablar una coalición para la renovación de los escaños de la Cámara de Diputados. Invitación que MC no ha aceptado al considerar que es tiempo de ir sin alianzas.

Sin embargo, ante el poderío electoral que mostró Morena en las elecciones del 2018, los partidos de oposición no descartan la posibilidad de ir juntos en alianza contra el partido en el poder para los comicios del 2021, así lo aseguraron los dirigentes nacionales del PRI, Alejandro Moreno; y del PRD, Ángel Ávila, durante la mesa de análisis de El Heraldo y La Silla Rota del pasado 7 de septiembre.

RUMBO A 2021

Damián Zepeda aseguró que pese a que en las elecciones de 2018 inició un proyecto de nación, la victoria electoral de López Obrador representa más «un mensaje de hartazgos hacia un sistema que no había dado resultados».

«Del tamaño enorme de la esperanza (de cambio) que hubo (en 2018), para mí, para muchos es el tamaño de la decepción y ven cómo no sólo no se avanzó, sino que fue un error», añadió. A raíz de ello, está en juego «la posibilidad de poder corregir el rumbo».

«Si hubiera hoy mayoría de oposición en la Cámara de Diputados, ya se hubiera aprobado el ingreso básico universal o el ingreso mínimo vital», ejemplificó al mencionar la importancia de ganar la mayoría a Morena.

Para Clemente Castañeda se tratará de una «elección complicada».

«Nos estamos jugando el futuro del país», dice, y agrega que «llega en un momento de una gran convulsión de la vida pública de México. Si México enfrentaba ya una crisis con distintas caras en la elección del 2018, pues prácticamente todos los temas de la vida pública y problemas de México se han venido agudizando en los últimos dos años», además de que «va a ser una elección marcada por el manejo de la crisis sanitaria que ha sido un rotundo fracaso».

Agregó que las 15 gubernaturas en juego abren la posibilidad impulsar cambios políticos a nivel local y regional para revertir el proyecto de la Cuarta Transformación.

REGRESO DE ANAYA
Ambos legisladores celebraron el regreso del excandidato presidencial, Ricardo Anaya, a la vida política del país.

El panista dijo que resaltó que pese a que en 2018 hubo «errores propios», «una intervención del gobierno» y «un candidato muy fuerte», actualmente Anaya «es el principal activo de la oposición» y «la principal figura dentro de Acción Nacional».

(djh)