AMLO mantendrá defensa a Pemex y CFE; señala a firmas extranjeras

39

El presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que siguen estando abiertos a la inversión privada en el sector energético, pero sin abusos, pues destacó que la empresa Iberdrola vende energía a “precios elevadísimos”.

No me pagan para proteger a Repsol, a Shell o a Iberdrola, me pagan para proteger a Pemex y CFE, lanzó.

El mandatario mexicano reiteró que su gobierno busca fortalecer a Petróleos Mexicanos y la Comisión Federal de Electricidad, porque en el periodo neoliberal se les quiso desaparecer.

“Ni modo que vamos a fortalecer a Iberdrola. A mí me paga el pueblo de México, pero estaban muy mal acostumbrados. Iberdrola se llevó como directiva a la señora (Georgina) Kessel que era secretaria de Energía y como miembro de su consejo de administración a (Felipe) Calderón”, comentó.

El presidente leyó el discurso de Adolfo López Mateos al nacionalizar en 1960 la industria eléctrica.

Destacó que al gobierno federal deben importarle y defender los intereses públicos, aunque dijo que “pueden participar las empresas particulares, pero no abusar, no monopolizar”.

Volvió a señalar que hay empresas que en otros sexenios “recibieron contratos leoninos y sobornos, así mandaban en México. Tenían a su servicio medios de comunicación: eran amos y señores. Ahora están desconcertados, pero nosotros hacemos lo que dice la Constitución”.

EL RECLAMO DE CONGRESISTAS DE EU

Congresistas de Estados Unidos pidieron al presidente Donald Trump pedir a López Obrador que prevalezcan las reglas de inversión en la industria energética que fueron aprobadas en la administración pasada.

En una carta, 43 legisladores demócratas y republicanos señalaron que hay una amenaza sobre la certidumbre y certeza de miles de millones de dólares en inversiones estadounidenses por acciones del gobierno de México para fortalecer a las empresas estatales de energía.

La semana pasada, el presidente López Obrador advirtió de una reforma constitucional para revertir la apertura emprendida en la administración pasada en el sector energético.

“AL PUEBLO LE CUESTA INSULTARME”

El presidente Andrés Manuel López Obrador explicó las causas de que realizara un acto de sólo cuatro minutos en Tamaulipas. El tabasqueño dijo que “había un ambiente de mucha pasión”, sin embargo, dijo que las protestas fueron animadas por sus adversarios a través de acarreados.

En conferencia mañanera, López Obrador acusó una manipulación, pero que aún así: “me respetan, le cuesta trabajo insultarme, al pueblo”.

El mandatario mexicano agregó que también se fue rápido porque había mucha concentración de gente y buscó que se evitaran contagios de covid-19.

También, admitió que tiene diferencias públicas y notorias con el gobernador de Tamaulipas, Francisco García Cabeza de Vaca.

Agregó que en el siguiente acto, unos reporteros ya lo estaban esperando a preguntarle qué pasó en su otra actividad. Señaló que a estos periodistas los mandó el dueño del Reforma, aunque no pudo confirmar sus identidades y que trabajen para dicho diario.

(Luis Ramos)