”Inseguridad es lo que reclamo al Presidente AMLO”

27

CIUDAD DE MÉXICO 29 NOVIEMBRE 2019 (La Silla Rota).- Caminando, en Metro o en autobuses que se estacionaron en avenida Paseo de la Reforma, miles de personas se dieron cita en el primer cuadro de la Ciudad de México para escuchar el primer informe de gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, en el cual reconoció que la seguridad es la principal demanda de los habitantes.

La plancha, donde hace un año el mandatario inició su gobierno con un mensaje a los habitantes, volvió a llenarse con la asistencia de personas de diferentes alcaldías o estados que no repararon en mostrar el lugar donde habitaban o provenían.

Bajo el sol, los asistentes al Zócalo capitalino aguantaron por hora y media el discurso de 30 cuartillas que ofreció el presidente López Obrador, a un año de iniciar su gobierno. Ahí se quedaron, inmóviles, al pie del templete donde él estaba, y en los alrededores de la plaza de la Constitución: con sombrilla, gorras o suéteres, se cubrieron del sol. Pero de ahí no se movieron. En respuesta, él les agradeció: “Durante mi larga vida pública y, sobre todo, en los momentos más difíciles siempre he tenido un ángel de la guarda que se llama pueblo. Ustedes siempre me han apoyado y me han sacado a flote. Al pueblo le debo todo lo que soy, por eso lo seguiré escuchando y sirviendo, y nunca jamás lo traicionaré”.

El grito de “Es un honor estar con Obrador” se escucha en el Zócalo durante el #AMLOFest #AMLO1erAño https://t.co/KfQMXBuwab pic.twitter.com/YsLDW0BeZd

— La Silla Rota (@lasillarota) December 1, 2019

La realidad es que él no dijo nada nuevo, más que una recopilación de las acciones emprendidas y difundidas en cada conferencia mañanera: las becas sociales y pensiones ya entregadas, los ahorros generados por la política de austeridad, la baja en el robo de combustible, las acciones para evitar la migración, el aumento en el número de remesas, el incremento de afiliados al IMSS, la importancia del sector privado en proyectos de infraestructura… en fin. Y aunque el discurso estaba programado para una duración de 60 minutos, la realidad es que duró 90; pero nadie se movió de ahí. “Hace un año, en este mismo lugar, hice cien compromisos con el pueblo de México, al día de hoy hemos cumplido 89 y solo once están pendientes”, enumeró.

Mientras el presidente presumía los logros y apoyos sociales que ha otorgado en su administración, algunas personas susurraban su descontento con el primer año de gobierno. La principal crítica fue a la inseguridad y la violencia que prevalece en el país. Otras personas mencionaron que la ayuda de los programas sociales que presumió el presidente no han llegado.

“La inseguridad, es la principal demanda que yo tengo que hacerle al presidente. Sé que es un año, pero es necesario mejorar la seguridad”, consideró Luis, habitante de la Ciudad de México quien se dio cita en el primer cuadro.

Simpatizantes esperan que el cambio llegue pronto a sus comunidades, pues aseguran que tiene muy poco tiempo en el poder. #AMLOFest #Marcha1DeDiciembre https://t.co/KfQMXBuwab pic.twitter.com/fiGGNgia1u

— La Silla Rota (@lasillarota) December 1, 2019

“Vengo de Puebla. Casi al final, el presidente habló del apoyo al campo y a las personas de la tercera edad. Yo vine con mis recursos propios, para apoyarlo, pero le quiero pedir que es necesario eliminar la burocracia. Los apoyos no llegan”, expresó Carlos, habitante del estado de Puebla, quien, junto con su familia acudió al zócalo de la Ciudad de México.

El mensaje del presidente fue extenso. Duró más de una hora con 20 minutos. Durante ese tiempo habló sobre las acciones y programas que ha implementado en el país para lograr lo que llama la “4 Transformación”.

Su discurso incluyó su agradecimiento y reconocimiento a los migrantes, así como a los maestros de escuela pública. Alabanza que fue vitoreada por diferentes personas que portaban banderas y cachuchas del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE).

Entre las personas que asistieron al primer cuadro de la Ciudad de México, también se encontraban asistentes de diferentes agrupaciones sociales que mostraron sus pancartas en apoyo al mandatario.

El discurso del presidente fue aprovechado por cientos de vendedores ambulantes quienes ofrecieron paletas, dulces, comida y distintivos alegóricos al presidente, así como al perdido por el cual llegó a la presidencia.

En ocasiones, los asistentes mostraron su apoyo al mandatario con el coro. “no estás solo”. Los concurrentes dejaron claro su apoyo al presidente, pero pidieron que es necesario ver cambios pronto.

“Apoyamos al presidente. Me hicieron venir de la delegación Xochimilco, pero vengo con gusto. Lo que le exijo es mayor seguridad y protección a las mujeres”, consideró Carmen, funcionara de la delegación Xochimilco.

“Vengo con gusto, por voluntad propia. Entiendo que es un año, pero es necesario ver los cambios para seguir apoyando el cambio. No queremos el mismo engaño de siempre”, menciona Enrique, habitante de la alcaldía Venustiano Carranza.

Así se ve la lateral de Reforma, desde Avenida Hidalgo y hasta Eje 1 Norte. Cerrado por autobuses de asistentes al informe de @lopezobrador_ #AMLOFest #AMLO1erAño #Marcha1DeDiciembre Video vía @telediario https://t.co/KfQMXBuwab pic.twitter.com/7NetSLA3qF

— La Silla Rota (@lasillarota) December 1, 2019

Algunos usuarios en redes sociales exhibieron que “regalaban tortas y frutsis a ciertos sectores” de los aseistentes al AMLO Fest.

No me dieron mi boing y torta porque no pude demostrar mi “sector”, ash.

No sean malos, díganme la clave que debo de decirles si la saben. pic.twitter.com/onpkzUEhPk

— vampipe ? (@vampipe) December 1, 2019

La bolsa que daban a los asistentes incluía dos sándwiches, un jugo y un pan.

Fuera del texto escrito, López Obrador improvisó. “Porque nada más se difunde, se conoce lo frívolo, las series. Desde luego que siempre van a tener libertad los medios, los productores de esas series de televisión que manejan como un paraíso participar en esas actividades ilícitas: mansiones, carros de lujo, poder, muchachas y muchachos guapos, ropa de marca. Sí, pero también hay otra realidad que tenemos que mostrar en los medios de comunicación y que todos ayudemos, que con esas drogas químicas, quien las consume puede morir en un año… Ese no es el camino para conseguir la felicidad… Si bajamos el consumo de droga, vamos a poder resolver el grave problema de la seguridad y violencia, si no atendemos el consumo va a ser más complicado”. Y los asistentes gritaron sí.

Inesperadamente, subido ya en el tema, el presidente aprovechó para justificar las consecuencias del operativo fallido en Culiacán, el 18 de octubre. “Podrán decir nuestros adversarios que demostramos debilidad, pero nada vale más que la vida de las personas. “. El pueblo aplaudió en señal de aprobación. “La lealtad de las fuerzas armadas no está en duda… En esa verdadera prueba de fuego en la que la delincuencia salió a la calle con armas de alto calibre y se vivió un alto riesgo, se prefirió detener el operativo y liberar al implicado para evitar una masacre en la que habrían perdido la vida centenares de personas, la mayoría civiles, gente inocente, según el cálculo de las Fuerzas Armadas”, dijo.

También arremetió en contra del expresidente Felipe Calderón Hinojosa al mencionar que durante el inicio de su sexenio inició una guerra con el crimen organizado de la cual no se ha recuperado el país. La batalla ha dejó cientos de muertos y personas heridas, algo que no se repetirá en su gobierno.

“En los tres últimos años del gobierno de Felipe Calderón, los militares y navales fallecidos en enfrentamientos fueron 154, un promedio de 51 por año. Mientras que, en doce meses de nuestro gobierno, solo lamentamos que hayan perdido la vida quince miembros de las Fuerzas Armadas. Aunque los datos hablan por sí solos, es obvio que esta absurda y desquiciada estrategia no se repetirá”.

Evo, José y Donald

Sí, por primera vez en un informe de gobierno, un mandatario dedicó parte del mismo para abundar sobre las bondades de su política internacional.

“Con apego a nuestra ejemplar tradición de ofrecer refugio a perseguidos políticos del mundo, decidimos otorgar asilo humanitario y político al presidente de Bolivia, Evo Morales y a su vicepresidente, Álvaro García Linera. Evo no solo es nuestro hermano que representa con dignidad al pueblo mayoritariamente indígena de Bolivia. Evo fue víctima de un golpe de Estado. Y desde México para el mundo, sostenemos: democracia sí, militarismo no”.

A un promedio de veinte metros del templete principal donde el mandatario ofreció su informe de labores, no sabía que el ex presidente de Uruguay, José Mújica, era invitado principal del acto. “Cuando se trata de buenos dirigentes, como decía José Martí, los años pasan madurando, no envejeciendo. Esto aplica para nuestro invitado especial, Pepe Mújica, expresidente de Uruguay”. Solo hasta ese momento, las pantallas colocadas para el acto mostraron a Mújica sentado en primera fila, con vestimenta color blanco.

También hubo palabras para Donald Trump dado que, según cifras del informe, 36 millones de mexicanos viven en Norteamérica. “Nuestro gobierno defiende ahora a los mexicanos en Estados Unidos con pleno respeto a la soberanía de ese país y con todos los instrumentos legales a su alcance… agradecemos al presidente Donald Trump por su solidaridad expresada en la crisis de violencia en Culiacán y tras los lamentables y dolorosos hechos en los que perdieron la vida tres mujeres y seis niños de las familias mexico-estadunidense LeBarón y Langford. Reconocemos que en ambos casos el presidente de Estados Unidos nos ofreció ayuda y respetó nuestro derecho soberano a decidir con independencia y libertad”.

Y por segunda vez, improviso en su discurso para rematar. “No aceptamos ningún tipo de intervención, somos un país libre y soberano”. De nuevo, el pueblo le aplaudió.

La última y nos vamos

El mensaje del presidente finalizó hablando de los logros de su primer año de gobierno, así como expresando su agradecimiento a los migrantes y apoyo que le ha otorgado el gobierno de Estados Unidos.

Antes de culminar pidió a las personas paciencia y aseguró que al finalizar el siguiente año estarán listas las bases de la “4 Trasformación” que no podrán cambiar los “neoliberales”

“Ya estoy terminando, es el mensaje final amigas y amigos”, prometió López Obrador bajo el rayo de sol de las 13:30 horas. “Es indudable que en estos primeros doce meses hemos avanzado mucho pero aún estamos en un proceso de transición. Todavía lo viejo no acaba de morir y lo nuevo no termina de nacer… ¿Cuánto tiempo necesitaremos para consolidar la transformación? Pienso que un año más; es decir, en diciembre del 2020 ya estarán establecidas las bases para la construcción de una patria nueva”.

“Gracias por la protección y el apoyo que recibo de ustedes y de mucha gente. Yo solo soy un dirigente; el pueblo es el gran señor, el amo, el soberano, el gobernante, el que verdaderamente manda y transforma”. Porque los asistentes se dejaron querer, fue que aplaudieron su despedida entre gritos de “Viva México”, mientras que el presidente salió del lugar, de la mano de su esposa Beatriz.

¿Qué opinas del primer año de AMLO? #AMLO1erAño https://t.co/5zIgFZdgOl

— La Silla Rota (@lasillarota) December 2, 2019

fmma