Veinte países incluyendo México firman acuerdo para contener crisis migratoria

71

Los Ángeles.- Veinte países americanos, entre ellos Estados Unidos, México y varias naciones centroamericanas, se unieron este viernes en una declaración con compromisos concretos para contener la crisis migratoria de la región.

El acto de firma de la llamada “Declaración de Los Ángeles sobre migración y protección” estuvo encabezado por el presidente estadounidense, Joe Biden, durante la última jornada de la IX Cumbre de las Américas, que reúne a dirigentes de todo el continente en esa ciudad californiana.

“Ninguna nación debe asumir sola esta responsabilidad”, dijo Biden, quien destacó que no solo está aumentando la migración irregular que se dirige a Estados Unidos, sino que a Colombia han llegado “millones” de venezolanos y que los migrantes representan ahora “el 10 por ciento de la población de Costa Rica”.

Para aliviar la presión que generan esos flujos, los países firmantes se comprometieron -entre otras cosas- a expandir las oportunidades de migrar legalmente para contener la llegada de indocumentados a la frontera sur de Estados Unidos, que sigue en aumento.

“Necesitamos detener las formas peligrosas e ilegales en las que está migrando la gente. La migración ilegal no es aceptable, y vamos a asegurar nuestras fronteras”, aseguró Biden.

Estados Unidos prometió ampliar hasta 20.000 su cuota de refugiados de las Américas para 2023 y 2024, con especial prioridad a los procedentes de Haití, así como a seguir aceptando trabajadores temporales no agrícolas procedentes de Centroamérica y a prevenir “abusos” en su contratación.

La declaración la firmaron Estados Unidos, Argentina, Barbados, Belice, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, Salvador, Guatemala, Haití, Honduras, Jamaica, México, Panamá, Paraguay, Perú y Uruguay.

Entre quienes no la suscribieron están tres países de origen de muchos de los migrantes indocumentados que recorren el continente: Cuba, Venezuela y Nicaragua, a los que el Gobierno estadounidense decidió no invitar a la Cumbre de las Américas por considerar que no son democráticos.

Biden agradeció en particular los compromisos adquiridos por Costa Rica, Ecuador, México, Guatemala, Canadá y España, país que participó en la cumbre en calidad de observador, representado por la secretaria de Estado de Cooperación Internacional, Pilar Cancela.

España se ha comprometido a “duplicar” el número de vías legales para que los trabajadores hondureños participen en los programas circulares de migración españoles, según la Casa Blanca.

En el acto también intervino el presidente ecuatoriano, Guillermo Lasso, quien destacó la necesidad de promover “una agenda de desarrollo integral que tenga como centro el ser humano”.

“Es urgente promover oportunidades de desarrollo en países de origen, por una parte, y por otra impulsar acciones para identificar y desarticular las mafias internacionales que controlan la migración irregular”, recalcó.

EU lanza gran operación para desmantelar redes de “polleros” en Latinoamérica

La Casa Blanca hizo el anuncio como parte de la “Declaración de Los Ángeles sobre migración y protección”, que se firma en la Cumbre de las Américas, con Biden

 

Estados Unidos reveló este viernes que ha lanzado una operación encubierta “sin precedentes” para desmantelar redes de tráfico de personas en toda Latinoamérica y contener así la migración irregular que se dirige hacia la frontera sur estadounidense.

La Casa Blanca hizo el anuncio como parte de la “Declaración de Los Ángeles sobre migración y protección”, que se firmará este viernes en la ciudad californiana con la presencia del presidente estadounidense, Joe Biden, en la última jornada de la IX Cumbre de las Américas.

“En los últimos dos meses, Estados Unidos, bajo el liderazgo del Departamento de Seguridad Nacional, ha desplegado a más de 1,300 miembros de su personal en toda la región e invertido más de 50 millones de dólares (en la operación encubierta)”, indicó la Casa Blanca en un comunicado.

Hasta finales de mayo, esos agentes han protagonizado unas 20,000 medidas para perturbar a las redes de tráfico de migrantes, incluidos “arrestos y procesamientos, confiscación de propiedades como casas y vehículos utilizados para traficar con personas, e investigaciones criminales”, según la nota oficial.

El Departamento de Seguridad Nacional calcula que eso ha provocado que a la frontera sur estadounidense lleguen “900 migrantes menos cada día”, y asegura que sus esfuerzos no han hecho “más que comenzar”.

Estados Unidos está coordinando la operación con el Gobierno de México, además de con el Buró Federal de Investigaciones estadounidense (FBI), dijo el secretario de Seguridad Nacional de EU, Alejandro Mayorkas, en una entrevista con la cadena CNN.

“Tanto en sus dimensiones como en su alcance, en sus tácticas y su estrategia, esto es algo realmente sin precedentes”, recalcó Mayorkas.

La operación ha permitido arrestar a casi 2,000 traficantes en las últimas ocho semanas, de acuerdo con fuentes oficiales citadas por CNN.

El anuncio se produce mientras una gran caravana de migrantes que partió el pasado lunes con 15,000 personas desde Tapachula, fronteriza con Guatemala, continúa disgregada pero firme su avance por el sur de México con el objetivo de llegar a Estados Unidos.

La llegada de migrantes indocumentados a la frontera sur estadounidense ha alcanzado niveles récord en los últimos meses, aunque Estados Unidos sigue expulsando inmediatamente a la mayoría de los que llegan sin darles la oportunidad de solicitar asilo.

Una de las justificaciones legales que Washington emplea para esas expulsiones es una medida de salud pública conocida como Título 42 y amparada en la pandemia, que Biden ha intentado levantar pero que sigue en vigor, al menos de momento, por orden de un juez federal.