Morena, por afianzar militancia rumbo al 2024, pero advierten riesgos

68

Los más de 27 mil aspirantes registrados para ser congresistas nacionales de Morena en 2022, son en su mayoría resultado de los nuevos grupos de poder que llegaron al partido tras ganar elecciones para gobernador, legisladores locales y federales en 2021 y 2022. De alcanzar un espacio entre los 300 lugares a elegir como consejeros federales, dejarían fuera del partido oficialista a los militantes que iniciaron en 2010 y que se afianzaron en 2018 como parte de su base.

Así lo confirmaron a La Silla Rota militantes de la 4T quienes son parte del Congreso desde 2018 y que se sumaron a este movimiento antes de que ganara la presidencia Andrés Manuel López Obrador. Advirtieron que, en caso de ser desplazados en la integración del Congreso en las próximas semanas, se pondrá en riesgo al partido frente a la próxima elección presidencial.

El registro de aspirantes concluye el 15 de julio y su dirigente nacional, Mario Delgado, informó recién que iban poco más de 27 mil.

En su página web Morena informó que el formato para registro de postulantes acepta, por primera vez, el registro de menores de edad entre 15 y 17 años, así como mexicanos en el exterior. Además de requisitos fundamentales como identificación personal se les requiere también evidencia fotográfica y documental de su “compromiso con la Cuarta Transformación”; y ofrece como opciones para acreditar o probar su militancia ser fundador del partido, del gobierno legítimo y comités, entre otros.

CANDIDATOS REGISTRADOS
Marcos Fuentes, militante y fundador de Morena, ya se registró, pero, explicó, en este momento desconocen quiénes son los más de 27 mil afiliados que refirió Delgado ya que dicho listado no está abierto al público.

En realidad a los afiliados de Morena se les está quitando la posibilidad de decidir sobre la elección de sus dirigentes. En esta convocatoria ahora puede acudir cualquier ciudadano que quiera afiliarse o re afiliarse; por eso van a intervenir gobernadores, senadores, presidentes municipales, diputados federales y locales para impulsar a su gente, sus grupos, sus candidatos; y dejan poco espacio para quienes hemos sido fundadores

Ismael Robledo, otro morenista originario de Nuevo León, afirmó: “Yo diría que lo que está sucediendo es atípico; el padrón del partido ha sido cuestionado por la autoridad electoral por eso se tomó la decisión de que en esta convocatoria se permita afiliarse y re afiliarse y luego participar de inmediato en la votación para elegir a las nuevas diligencias”.

Subrayó que “en este momento Morena es el partido que está en el pináculo del poder, los demás no son relevantes. Y tenemos nuevas posiciones legislativas de diputados, senadores y regidores que llegaron sin previa afiliación, ahora están pujando por tener una representación oficial dentro del partido”.

Este hecho fue interpretado por ambos como una manera de cooptar el partido e ignorar los estatutos.

No obstante, confiaron en que la renovación del Congreso afiance a los militantes que lo formaron y no a los “nuevos” morenistas.

LAS FALLAS DEL PARTIDO EN EL PODER
Previo a la elección de la dirigencia de Mario Delgado en octubre de 2020 la presidencia interina de Alfonso Ramírez Cuéllar estuvo en entredicho frente a la secretaría que encabezó Yeidckol Polevnsky. Los conflictos internos por la dirigencia del partido comenzaron a desestabilizar el proyecto político del mandatario; así que mediante una encuesta que pidieron organizar al Instituto Nacional Electoral, se eligió a Delgado quien entonces era coordinador de los diputados en la Cámara baja.

Durante su dirigencia, los militantes han cuestionado muchas de sus decisiones como por ejemplo elección de candidatos al Congreso, reparto de cargos a colaboradores más cercanos y aspirantes a diversos cargos de elección. El caso más reciente es la senadora por Oaxaca, Susana Harp, quien a pesar de contar con el respaldo de la encuesta interna para aspirar a la gubernatura de aquella entidad fue desplazada por el senador Salomón Jara por un criterio de paridad de género.

A este caso se suman otros de carácter local en los que se cuestionan las decisiones de Mario Delgado para asignar candidatos.

LOS MILES Y MILES DE ASPIRANTES…
Bajo este contexto de la dirigencia, Fuentes señaló que “los miles de aspirantes” tienen otra función.

“Quieren darle legitimidad a la dirección porque carece de eso, es lo que buscan para poder participar en las elecciones de 2023 y 2024. Buscan mantener la permanencia política para que quienes hoy se ostentan como miembros del Comité Ejecutivo”.

-¿Por qué Mario Delgado le teme a la militancia orgánica de Morena?

-Porque él no ha estado vinculado con los procesos de formación de Morena, no conoce a la militancia porque él fue resultado de una encuesta. Por eso los militantes orgánicos creemos que su finalidad es tener el control del Congreso en los próximos dos años.

No obstante, dijo, confía en alcanzar un lugar. “Es una situación muy complicada, va a ser complicado, pero no imposible salir electos”, dijo, “es tan difícil como lo fue conseguir la presidencia en 2018, pero hoy podemos decir que eso no fue imposible. Vamos a luchar por ser consejeros y si no ganamos, seguiremos luchando por democratizar Morena manteniéndonos como una expresión política que tiene eco dentro de la militancia de base”.

Y ejemplificó que gracias a ellos se logró obtener las firmas para la revocación de mandato y otras firmas para consultas populares. “Somos muy chambeadores y no pueden quitarnos del proceso de democratización del país”, complementó.

“Tenemos que estar listos para enfrentar lo que se nos viene encima” dijo en referencia a las próximas elecciones federales, “nosotros queremos salvar este escollo para afianzar un partido democrático. Por eso todo mundo está metido, todos los actores políticos: gobernadores, senadores, presidentes municipales, diputados federales y locales.”.

-¿También, como dicen, el grupo de René Bejarano?, se pregunta.

-Él no es una fuerza significativa dentro de Morena.

-¿Y las corcholatas de 2024?

-No lo descarto.

“PUEDEN PARTICIPAR SI SIMPATIZAN CON LAS CAUSAS DE LA 4T”
Morena elegirá sus consejeros distritales, estatales y nacionales y abrirá su padrón a nuevos militantes, algo que no hacía desde 2015. Ello, con rumbo a las elecciones estatales del próximo año y las del 2024 por la Ciudad de México y la presidencia de la República.

“Puede participar todo aquel que simpatice con nuestras causas y el programa de la 4T, que se sienta obradorista”, dijo a La Silla Rota Agustín Guerrero.

Sin embargo, aunque la Comisión Nacional de Elecciones vigilará que no se infiltren personajes que ya no están activos en otros partidos y que vean a Morena como una opción para seguir en la política, existe el riesgo de que lleguen, admitió el dirigente del partido en la capital, Tomás Pliego.

“Sí vamos a tener mucho cuidado, no están convocados aquellos que practican la participación corporativa mediante dádivas, despensas o dinero”, advirtió Pliego en el programa de la Mesa de Opinión, de El Heraldo y La Silla Rota.

INICIÓ EL PROCESO
Como en el resto del país, en la Ciudad de México, desde el primero de julio y hasta este 15 se abrió el registro para quienes aspiren a ser consejeros en alguno de los 24 distritos capitalinos. Para dichos cargos se podrá inscribir cualquier ciudadano, sea de Morena o no, pero si ya estaba afiliada debe reafiliarse y los que no, hacerlo y demostrar que son simpatizantes del proyecto de la llamada Cuarta Transformación.

Cerrado el registro de aspirantes a ser consejero distrital en la ciudad, del 15 al 22 de julio se abrirá la selección de hasta 200 mujeres y 200 hombres por distrito, que serán los que contiendan por ser uno de los 10 consejeros por demarcación. Ese mismo 22 de julio se darán a conocer sus nombres, los cuales serán aprobados por la Comisión Nacional de Elecciones del partido.

El 30 serán elegidos los consejeros distritales en los estados donde gobierna Morena, y el 31 en aquellos donde no lo hace. En el caso del DF en cada distrito habrá 15 mil boletas, o sea que se prevé que hasta 360 mil personas podrían votar.

En cada distrito se elegirán cinco mujeres y cinco hombres, por lo que la ciudad tendrá 120 consejeras e igual número de consejeros.

SE REGISTRAN 6 MIL EN LA CDMX
El dirigente de Morena en la capital, Tomás Pliego informó al programa Mesa de Opinión, de El Heraldo y La Silla Rota, que hasta este 13 de julio se habían registrado entre 5 mil y 6 mil personas, en promedio unas 50 por distrito.

Los elegidos como consejeros distritales, podrán participar como consejeros estatales y nacionales para elegir los comités respectivos. Las asambleas estatales se realizarán el 6 y 7 de agosto, y ahí se renovarán los comités de cada estado.

El 17 y 18 de septiembre se realizará el Congreso nacional ordinario, con los consejeros estatales, en el que también participarán en la reforma a los Estatutos y una nueva integración del Comité Ejecutivo Nacional y del Consejo.

MORENA HA GANADO, PESE A SU DESORGANIZACIÓN
Guerrero reconoció que este proceso permitirá organizar al partido, que aun así ganó la presidencia y 22 gubernaturas, pese a que la dirigencia no se renovó como debía ser en 2019, y algo similar ocurrió en la ciudad, donde eso sí pudo tener impacto, pues muchos militantes se quejaron de que la falta de una cabeza y la proliferación muchos liderazgos causaron la derrota en 9 alcaldías el año pasado.

El proceso abrirá la puerta a nuevos liderazgos y simpatizantes jóvenes que quieren formar parte del partido que fundó Andrés Manuel López Obrador. Así lo explicó el diputado local de Morena, Temístocles Villanueva.

“Hay una generación de personas jóvenes que a partir de 2018 se integraron, liderazgos relevantes de la Ciudad de México y el país que no están integrados a la dirigencia del partido y la democracia requiere cambios permanentes”, añadió.

También se trata de un proceso inédito, ya que por primera vez se abrió a la ciudadanía la participación en la jornada electiva para elegir a los consejeros en cada distrito del país, agregó.

Se le preguntó a Villanueva si él participará y contestó que no porque consideró que quienes ya tienen puestos o cargos por el partido deben dar espacio a los nuevos militantes.

RECONOCEN RIESGOS
Al preguntarle de manera separada tanto a Guerrero como a Villanueva si ven riesgos de que se cuelen consejeros distritales que respondan a intereses de liderazgos que busquen ampliar sus cotos de poder, más que estar identificados con el partido, ambos reconocieron que puede ocurrir, aunque confían que con los candados no ocurra.

“Hay candados considerados en la convocatoria para evitar cualquier tipo de infiltración. La militancia de quien aspira a ser consejero debe ser demostrada a partir de algún documento sobre la participación de esa persona en algún proceso del partido, como candidato, representante de casilla o asistente a algún evento que pueda constatar”, dijo Villanueva.

El legislador reconoció que ha habido quejas por la probable intromisión de grupos de poder, encabezados por los alcaldes de Morena o liderazgos del gobierno capitalino.

“Espero que nadie caiga en esa tentación. Por supuesto ha habido señalamientos dentro del partido que denuncian que no solo algunas alcaldías, sino funcionarios de gobierno de la ciudad están movilizando estructuras, espero sean rumores. Creo va a caber la cordura en los funcionarios del gobierno de la ciudad y alcaldes para no usar la estructura de gobierno para alguna propuesta de consejero”.

Villanueva aseguró que el equipo de Ricardo Monreal, del que él forma parte y que también ha sido señalado, buscará tener participación importante en el proceso, pero que no usarán “bajo ninguna circunstancia” la estructura de la alcaldía Cuauhtémoc, donde él es diputado y gobernó el zacatecano. Descartó que, por medio de la alcaldesa, Sandra Cuevas, lo hagan.

“Ella no es militante ni simpatizante de Morena, quienes nos asumimos como parte del equipo de Monreal en la Cuauhtémoc no tenemos ninguna vinculación con Cuevas e inclusive hay falta de diálogo que nos ha llevado a situaciones adversas, la semana pasada borró bardas de mi modulo ciudadano. No hay ni diálogo, ni vinculación, ni trabajo conjunto”, aseguró.

Por su parte Guerrero, que competirá en Puebla, mencionó que son varios requisitos para participar. Por ejemplo, para aquellos que han sido candidatos de otros partidos entre 2021 y 2022, no pueden participar como candidatos o aspirantes, podrán votar, pero no ser votados.

Además, habrá un filtro. Las solicitudes para participar serán revisadas por la Comisión Nacional de Elecciones y se revisará que el perfil de los candidatos cumpla el artículo 6 de los Estatutos del partido.

“Esa es la manera de evitar que alguien que ha sido adversario de Morena o tenga una manera distinta de pensar se pueda infiltrar, vamos a estar muy atentos”, prometió.

Pliego también dio su punto de vista al respecto, durante la Mesa de Opinión, conducido por Alfredo Lecona y Jorge Ramos. Ahí expuso que la comisión de Elecciones hará una revisión pormenorizada y detallada de los perfiles de aquellos que soliciten el registro a Morena y tomará una decisión al respecto.

Reiteró que no se permitirá la entrada a grupos corporativos, y se le preguntó qué pasaría si el ex perredista René Bejarano -simpatizante de López Obrador y protagonista de los videoescándalos- intentara formar parte de los nuevos órganos de decisión.

“No tengo información, se dicen muchas cosas, vamos a esperar al registro”, respondió escuetamente.

LOS CUESTIONAMIENTOS
María es una militante de Morena que también estuvo en el Partido de la Revolución Democrática y vio la debacle del Sol Azteca, mediante la pugna por candidaturas y puestos políticos, y el reparto de dinero para hacerlo, lo que permitió la entrada a integrantes que no estaban comprometidos con el partido.

Teme que ocurra lo mismo con Morena, ve con escepticismo el proceso de elección de consejeros distritales y no descarta que ganen los liderazgos corporativos.

“Los que tienen varo y estructura, algo así como las elecciones del PRD”, remarcó.

Explica que como lo marca la convocatoria, se hará el registro previo para los candidatos a través de un formato digital, se comprobará la afiliación y/o trayectoria partidista y se van a realizar las asambleas distritales en donde cada militante afiliado, histórico o de reciente afiliación, podrá votar en lo individual, únicamente por un hombre o una mujer.

“Las cinco parejas que tengan la votación más alta en la asamblea distrital ocuparán las consejerías estatales, las coordinaciones distritales, consejeros estatales y congresistas nacionales. Como está abierto el proceso, quienes tengan recursos humanos, materiales y financieros van a afiliar gente y a movilizarla en los transportes el día de la elección”, pronosticó.

En las alcaldías donde gobierna Morena se va a mover a la estructura de las alcaldías. En Venustiano Carranza intervendrá el experredista y el exalcalde, el ahora diputado federal, Julio César Moreno. En Iztacalco, el actual alcalde Armando Quintero, ejemplifica.

En donde no gobierna Morena, habrá casos como la Cuauhtémoc, donde el equipo de Monreal y el exalcalde Néstor Núñez se van a apoyar con la alcaldesa Cuevas.

Se van a registrar todos los diputados locales y federales. Imagínate cómo va a estar la competencia interior. La verdad, no sé qué tanto valga la pena esa renovación, van a terminar mal heridos y se va a incrementar el resentimiento de los puros -los originales de Morena- contra los advenedizos que son los que traen las pacas de dinero para repartir

Pero además previó que la fuerza que traiga cada grupo irá definiendo las candidaturas para los próximos procesos.

Respecto a si se hará una depuración con base en el artículo 6, es escéptica.

“Si antes que éramos muchas menos personas, nunca se dio respuesta a las solicitudes de revisión de afiliación, ahora no sé si la comisión tenga la posibilidad de revisar y entregar a tiempo todas las validaciones. Seguramente habrá muchos recortes voluntarios e involuntarios, aunque para efectos prácticos es lo mismo”.

“Eso pondrá de nueva cuenta el proceso en una situación de judicialización y desacreditará lo que se haga en las asambleas, no en todas, pero sí en una parte significativa”, reconoció.

“De todos modos, Morena ha sido el único partido que sin estructura partidaria ha ganado elecciones en este país”, dice, optimista.