Morena avala candado que impide a sus candidatos contratar asesores extranjeros

21

El Congreso Nacional de Morena, que se lleva a cabo este fin de semana aprobó la reforma a los estatutos del partido, mismos que colocan un candado para que, quienes aspiren a una candidatura a cargo de elección popular, no puedan contratar asesores extranjeros.

La modificación a los estatutos internos de Morena fue avalada con mil 807 votos a favor, 520 en contra y 38 abstenciones. Este era un tema pendiente que el mismo partido fechó para septiembre de 2022, pues arrastra definiciones desde su creación y las últimas modificaciones, todavía con Andrés Manuel López Obrador como candidato presidencial.

Además de ese candado, que afectaría directamente la estrategia de Claudia Sheinbaum rumbo a una posible candidatura presidencial –pues la Jefa de Gobierno contrató a un asesor español–, los cambios a los estatutos contemplan modificaciones al trabajo del Comité Ejecutivo Nacional y la creación de comisiones de enlace con los gobiernos locales emanados de Morena.

La Silla Rota tuvo acceso al documento, que es un borrador de los cambios que finalmente discutirá el Tercer Congreso Nacional Ordinario de Morena (el partido ha tenido 5 congresos extraordinarios), este sábado 17 y domingo 18 de septiembre.

CANDADO DE ASESORES
Sin especificar si extranjeros o no, las reformas al estatuto de Morena contemplan una reforma total a la redacción del artículo 6 Bis, referente a los requisitos que deben tener los Protagonistas del Cambio Verdadero (militantes de Morena) que deseen participar como candidatos en elecciones nacionales y locales.

La nueva reglamentación propone no solo prohibir la contratación de asesores que busquen perjudicar a otros aspirantes a la candidatura del partido, también frenar el uso de recursos públicos o propios para esas contrataciones.

“Las y los aspirantes a cargos internos y de postulaciones a puestos de elección popular tienen prohibido el uso de recursos económicos públicos o privados en cualquier actividad de promoción, propaganda y sondeos demoscópicos, así como en la contratación de asesorías, consultorías publicitarias y de imagen a favor suyo o para denostar, calumniar y/o injuriar a los otros aspirantes del partido”.

El pasado 22 de agosto, el diario El País dio a conocer que Claudia Sheinbaum, contrató a Antonio Gutiérrez-Rubí, exasesor político del hoy presidente de Colombia, Gustavo Petro. El español fue contratado directamente por la oficina de Comunicación Social del gobierno de la Ciudad de México, es decir, su sueldo corre a cuenta del erario.

Solo dos días después, la propia Jefa de Gobierno de la Ciudad de México confirmó la contratación de Gutiérrez-Rubí en su administración, pero negó que sea con fines electorales. Según dijo, el especialista solo dará asesorías en comunicación digital.

A pesar de eso, algunos de sus contrincantes en la carrera rumbo al 2024 han hecho evidente la estrategia política de la Jefa de Gobierno. Es el caso de Ricardo Monreal, líder de Morena en el Senado, quien ha criticado que bots siembran en redes sociales mensajes contra él y el canciller Marcelo Ebrard, otro aspirante a la candidatura de Morena a la Presidencia de la República.

“Cuando defiende el estado de derecho y al sistema constitucional puedes ser blanco de críticas, descalificaciones e incluso insultos en los medios y plataformas digitales, muchos de ellos patrocinado con recursos públicos y elaborados por asesores extranjeros”.

QUIEREN TRABAJAR UNA VEZ AL MES
Además de ese cambio, los nuevos estatutos promueven que el Comité Ejecutivo Nacional de Morena, que hoy encabezan Mario Delgado y Citlalli Hernández, se reúna solo una vez al mes; cuando la normativa actual los obliga a realizar una reunión a la semana.

Otra reforma, al artículo 39 de los estatutos, promueve la creación de comisiones para realizar tareas específicas de enlace con gobiernos locales, los grupos parlamentarios de Morena en el Congreso federal y en los congresos locales.

Dichas comisiones podrían crearse a discreción del CEN y serían consideradas “órganos auxiliares”. Podrían crearse por temas de coyuntura o como enlace con ciertos sectores de la militancia, tendrán carácter temporal todas las comisiones menos la de enlace con gobierno locales, congresos locales y el Congreso de la Unión.

Aunado a esos cambios, el Congreso Nacional de Morena propone ya incluir –formalmente– la obligatoriedad de la paridad de género en la dirigencia nacional del partido, es decir, que la presidencia y la secretaría general de Morena deban alternar entre hombre y mujer en cada elección interna.

GARANTIZAN “ESCUELITA” MORENA
Otro cambio sustancial es que ahora los militantes de Morena deben pasar por la formación que brinde el Instituto Nacional de Formación Política de Morena, cuando antes solo debían “acreditar que no los moviera el dinero ni la ambición” o solo el beneficio propio.

“La formación ética y política será obligatoria para todos sus militantes y simpatizantes, con énfasis particular en quienes aspiren a una candidatura y a quienes pretendan desempeñar cargos de dirección en el partido. Esta tarea estará a cargo del Instituto Nacional de Formación Política de Morena, el cual extenderá su trabajo a toda la ciudadanía que desee formarse políticamente en los principios del partido”.

Los cambios a la normativa interna de Morena incluyen la adhesión del artículo 75, para garantizar que el Instituto Nacional de Formación Política pueda establecer convenios y alianzas con escuelas y universidades, incluso “otros institutos políticos nacionales o extranjeros con afinidad ideológica”, para fortalecer el modelo de formación política del partido.

Además, en los primeros artículos de los estatutos de Morena hay cambios relativos a la concepción del partido, pues proponen considerarse como “un partido-movimiento que impulse la cuarta transformación de México”.

También, “la construcción de una verdadera democracia, tanto representativa como participativa, en la que los cargos públicos sean fieles al mandato popular y en la que la población pueda decidir de manera directa sobre los asuntos que le incumben”.

Las modificaciones contemplan a Morena ya como un partido de Estado y no de oposición al régimen en turno, pues varias fracciones de la redacción estatutaria cambiaron en ese sentido.

BUSCAN QUE AMLO SE INTEGRE
A unos días de que se realice el Congreso Nacional de Morena, el dirigente del partido, Mario Delgado, desayunó con el presidente Andrés Manuel López Obrador y lo invitó a acudir al evento –que durará dos días–. El primer mandatario rechazó la invitación, según dijo, “por respeto”.

“Invité al presidente de la República para que nos acompañará este fin de semana; sin embargo él me dijo: ‘quiero seguir siendo como hasta ahora, el presidente de todas y todos los mexicanos, yo tengo licencia, tengo permiso como militante morenista’, porque él es el fundador de este gran Movimiento”.

En ese mismo mensaje, el líder morenista adelantó la propuesta que la modificación al artículo 3 transitorio de los estatutos propone: hacer a López Obrador un miembro prioritario y permanente del Consejo Nacional de Morena.

Dicho artículo propone que el presidente de la República en funciones se integre al Consejo Nacional. Primero, le enviarían una invitación formal con una carta motivos explicándole los motivos de la reforma y de la propuesta. Sin embargo, López Obrador rechazó también esa invitación.

En el artículo 4 transitorio también se especifica como una labor del Consejo Nacional el nombrar, dentro del primer mes luego de avalados los cambios estatutarios, una comisión encargada de elaborar el Proyecto de Nación para la continuidad de la Cuarta Transformación 2024-2030.

“Las y los aspirantes a la candidatura a la presidencia de la República para dicho periodo, deberán comprometerse con este proyecto como requisito estrictamente indispensable para ser consideradas o considerados en el proceso de encuestas que en su momento será previsto en la convocatoria que emita el Comité Ejecutivo Nacional para definir dicha candidatura”.