La corrupción y desinterés de las autoridades ha impedido la reconstrucción en Jojutla

410

CUERNAVACA, MORELOS 30 DE ABRIL DEL 2018.- A pesar de que como diputado local jamás se paró en el lugar considerado como “zona cero” por las desgracias y afectaciones que sufrió durante el sismo del 19 de septiembre del año pasado, el candidato a gobernador de la coalición Por Morelos al Frente, integrada por el PAN y MC, Víctor Caballero Solano, inició su campaña proselitista dentro de una casa temporal en donde siguen viviendo familias damnificadas por el sismo del 19 de septiembre.

Estuvo presente en una de las colonias que más estragos sufrió en el telúrico registrado en Morelos y en donde las casas que tuvieron que haber sido reconstruidas desde hace seis meses se mantienen en las mismas condiciones, inhabitables, destruidas y sin techos donde dormir por lo que siguen viviendo en casas de telas y con familiares como es la Emiliano Zapata.

Sin embargo, fue precisamente en la casa de la señora Edith Salgado Carbajal, dónde Víctor Caballero Solano lamentó que hasta la fecha no existan las condiciones para que las familias que perdieron su hogar cuenten con una casa digna como fue la que prometió el presidente Enrique Peña Nieto en su visita al municipio de Jojutla el año pasado.

El candidato por Morelos al Frente, consideró que triste, lamentable y vergonzoso que en uno de los principales lugares donde se vivió la tragedia de la devastación por el sismo, miles de familias siguen viviendo en condiciones lamentables al no tener vivienda y muchos menos los servicios mínimos para poderse bañar y ya sin tener derecho a pensar en un empleo bien remunerado.

Consideró que la corrupción, la falta de honestidad y respeto hacia las familias que lo perdieron todo es el principal motivo por el cual no han podido realizar los trabajos de la reconstrucción de las casas como se comprometieron autoridades federales y estatales y que al final, quienes siguen pagando esta situación son las familias que aquí viven pero que han sido abandonas y sin atender sus reclamos y necesidades que tienen por este fenómeno natural que se agudizó por la insensibilidad de las autoridades.