Engañosa, negativa y con premisas falsas, iniciativa electoral de AMLO: expertos

122

CIUDAD DE MÉXICO 29 DE ABRIL DE 2022 (LA SILLA ROTA).- Especialistas en temas electorales advirtieron que la reforma del presidente Andrés Manuel López Obrador es una iniciativa engañosa que lejos de buscar democratizar el sistema electoral, lo que pretende es consolidar a Morena como un partido hegemónico; además de que calificaron como falso que logre ahorros económicos que afirma y en el tema de la sustitución del INE por un nuevo organismo con consejeros electos, se corre el riesgo de que tenga figuras afines al partido del mandatario.

El gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador presentó este jueves durante la conferencia mañanera y por la tarde ante el Congreso de la Unión su iniciativa de reforma político-electoral entre lo que destaca reemplazar al autónomo Instituto Nacional Electoral (INE) y eliminar a legisladores de representación proporcional, entre otras medidas.

La propuesta de López Obrador, que modificaría 18 artículos de la Constitución, de los cuales siete son transitorios, que buscan hacer “más barata la democracia” y crearía el Instituto Nacional de Elecciones y Consultas y federalizaría las elecciones para desaparecer los órganos electorales autónomos, conocidos como OPLES, de los 32 estados.

La iniciativa pretende eliminar los legisladores de representación proporcional o plurinominales, por lo que la Cámara de Diputados pasaría de tener 500 a 300, mientras que el Senado transitaría de 128 a solo 96.

A diferencia del INE, que tiene 11 consejeros elegidos en consenso por el Congreso, el nuevo instituto electoral tendría siete integrantes que deben elegirse por voto popular entre una lista de 60 candidatos presentados por los Poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial.

Entre los argumentos de López Obrador, además del ahorro de alrededor de 24 mil millones de pesos según sus cálculos, están la reducción de prerrogativas para partidos políticos que sólo podrán usar recursos en campañas y redefine la propaganda gubernamental para que funcionarios puedan pronunciarse durante periodos electorales, algo que ahora está prohibido por las vedas electorales; además de terminar con los fraudes electorales.

EXCONSEJEROS, EN DEFENSA DEL INE

Luis Carlos Ugalde, quien estuvo al frente del entonces Instituto Federal Electoral (IFE, hoy INE) en la elección de 2006, la primera a la que se presentó Andrés Manuel López Obrador y que perdió por menos del 1% de los votos ante Felipe Calderón, avaló el trabajo del instituto. Consideró que pese a deficiencias ha funcionado bien y cuenta con bastante confianza ciudadana, por lo que querer promover una reforma para diseñar algo desconocido es el error principal de la iniciativa.

“Eso ya es algo muy negativo, por lo que habría que rechazarlo”, remarcó.

Con dicha reducción, el grupo de trabajo encargado de la reforma electoral calcula que el país vería reflejado un ahorro de 24 mil millones de pesos, para otras inversiones en el ámbito federal y estatal.

Marco Antonio Baños Martínez, exconsejero del Instituto Nacional Electoral, señaló que “es una reforma absolutamente engañosa en el sentido de que se plantea un esquema de democratización del sistema electoral, pero en rigor lo que está buscando en el fondo es que Morena se consolide como un partido hegemónico en donde las decisiones a nivel federal y estatal las detente el partido en el poder, en forma mayoritaria, y con eso puedan hacer modificaciones constitucionales y a las leyes absolutamente a placer del presidente y de los gobernadores en turno”.

CENTRALIZAR FUNCIONES DEL INE

El exconsejero del INE indicó que con esta reforma, el presidente López Obrador concreta su planteamiento de presentar una iniciativa que federalice las elecciones, aunque se trata de una centralización de las funciones electorales en el Instituto Nacional que ahora se llamaría de Elecciones y Consultas.

“Me parece que es una propuesta que no necesariamente va a generar los niveles de ahorro a los que se refirió hoy el presidente y en cambio está centralizando toda la problemática electoral en una sola institución, en mi opinión, es una propuesta que no debe pasar en la Cámara de Diputados ni en la Cámara de Senadores”, destacó.

EFECTO CONTRARIO, ELECCIÓN DE CONSEJEROS Y DE MAGISTRADOS MEDIANTE VOTO

Respecto a la elección de los consejeros electorales, indicó que en lugar de garantizar la imparcialidad, se tendría el efecto inverso, porque las propuestas provendrían primero del ejecutivo, que se plantea que tenga 20 candidaturas para consejeros, más 20 que serían del Poder Legislativo donde la mayoría serían también de Morena y 20 que vendrían de la Corte.

“En cuanto al financiamiento público, solamente quedaría financiamiento para el tema de las campañas y desaparecería el financiamiento de carácter ordinario a los partidos políticos y eso me parece que coloca en una enorme desventaja a los partidos políticos que son de la oposición y le daría a Morena toda la posibilidad de mantener un control y de consolidarse como un partido hegemónico”, expresó Baños Martínez.

Para el expresidente consejero del Instituto Federal Electoral (ahora INE), Luis Carlos Ugalde, el saldo de la iniciativa de reforma electoral le parece negativo, pese a que contiene elementos buenos.

“Es negativo porque parte de una premisa falsa, de que el INE es el enemigo de la democracia, que comete fraudes, que es herencia del neoliberalismo, entonces hay que devolverle al pueblo, como la reforma eléctrica, te devuelvo la luz, te devuelvo el INE”, comparó el también politólogo.

La propuesta de reforma constitucional prevé que deberá ser aprobada antes de septiembre, debido a que, en su artículo segundo transitorio, señala que la elección de los nuevos consejeros y magistrados se llevará a cabo el primer domingo de febrero de 2023, y en septiembre de 2022, la Cámara de Diputados y el Senado de la República emitirán la convocatoria respectiva.

ELIMINACIÓN DE LAS DIPUTACIONES PLURI, ¿VENTAJA PARA MORENA?

Baños Martínez señaló que sobre el planteamiento de que se eliminen las representaciones plurinominales, el problema es que en la iniciativa se indica que ahora se hará por listas en cada una de las entidades federativas, lo que daría una ventaja a Morena.

El exconsejero electoral del Instituto Federal Electoral, Mauricio Merino, pidió no dar por hecha la reforma.

“No hay que convalidar que cualquier idea del presidente se va a dar. Sus ideas pueden ser debatidas y desechadas por otro poder. No la doy por hecho ni remotamente”, expresó.

El también catedrático del Centro de Investigación y Docencia Democráticas explicó a La Silla Rota que, pese a que la iniciativa ya fue presentada, en realidad su propósito no es una reforma electoral, sino que ´por raro que parezca´, busca pegarle al INE.

“Construir el discurso de fin de sexenio para alegar que si pierde Morena fue por fraude, que habrá conflicto y dejar claro que la única opción de paz para el futuro es la continuidad del proyecto así llamado 4T. No quiere modificar la Constitución sino afirmar el poder del presidente”.

Para Jorge Márquez, politólogo de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM, la apuesta de reforma electoral presentada este 28 de abril tiene más aspectos negativos que positivos.

Respecto a la iniciativa, sobre la reducción de los diputados, Márquez consideró que puede ser muy popular entre la gente que no entiende la representatividad, y que además está en contra de ellos porque cree que se trata de diputados que nadie votó, aunque sí se hace en otras listas.

“El sentido era en buena medida que aquellos partidos que no ganaban diputaciones alcanzaran representación, darle mayor pluralidad a la cámara”, explicó el académico.

Ahora que Morena ya es un partido poderoso, ya no le sirve el concepto de minoría, que es una riqueza del sistema mexicano. “Hay una minoría, hay cosas que no cabrían en la agenda del sistema polarizado, ahora que si se discute que en lugar de 200 diputados sean 100 estaría bien”.

Para Gustavo López Montiel, académico de la Escuela de Ciencias Sociales y Gobierno del Tecnológico de Monterrey, la reforma que propuso el presidente López Obrador cambiaría una parte importante de los principios del sistema electoral que tenemos ahora ya que dejaría de ser mixto, al dejar de tener representación proporcional.

“Donde sí hay una parte importante es en la conformación de los órganos electorales, no cambia el órgano en término de sus atribuciones, más bien cambia en términos de la integración. Como ya lo ha planteado el presidente, en buena medida por este conflicto que tiene con el INE”, dijo el especialista.

Luis Carlos Ugalde, exconsejero del entonces Instituto Federal Electoral, afirmó que de forma equivocada varios medios reportan que la iniciativa de López Obrador elimina los plurinominales. “La misma presentación que se hizo en la ´mañanera´ así lo dice. (Pero) No, la iniciativa hace lo contrario: elimina diputados de mayoría y los sustituye por pluris.

“Hoy los diputados federales se eligen en 300 distritos por mayoría relativa y 200 mediante cinco listas regionales de representación proporcional (RP), los pluris. La propuesta elimina la geografía distrital y busca elegir a todos los diputados mediante listas estatales, eso es, representación proporcional puro”, alertó.

Eso suena bien en principio, calificó Ugalde, salvo que la representación proporcional en demarcaciones pequeñas tiende a sobre estimar a los partidos grandes. Hoy tenemos cinco listas de representación proporcional con 40 lugares; en el nuevo esquema habría 32 listas, pero algunas muy pequeñas donde solo entrarían partidos grandes.

“Se deben hacer las proyecciones, pero el nuevo método disminuiría la proporcionalidad nacional de la cámara, aunque haya representación proporcional puro a nivel estatal ¿Qué hacer entonces? Transitar a representación proporcional puro pero a nivel nacional, o bien, integrar la cámara con 300 dips: 150 de mayoría y 150 de representación proporcional”, sugirió.

IMPLEMENTAR EL VOTO ELECTRÓNICO

Ante dicho planteamiento, Arturo Ramos, profesor de la Escuela Libre de Derecho, señala que es uno de los puntos que podrían ser positivos, “ya tenemos varias experiencias en entidades federativas en Ciudad de México, Coahuila, Chihuahua y el voto por internet implementado por el INE para la ciudadanía mexicana en el extranjero.  Creo que eso sí, en realidad, puede ser un precedente de austeridad, de reducir gastos y hay buenas experiencias al respecto. El tema de siempre con ello es la desconfianza en el sistema electoral mexicano”.