Hábitos para tener un buen historial de créditos

44

Si deseas construir un buen historial de créditos, vas a necesitar buenos principios basados en buenos hábitos financieros que, en el futuro, te proporcionaran grandes beneficios.

Ya sea solicitando un credito departamental en línea, una tarjeta de crédito o realizando una solicitud de crédito directamente en la entidad bancaria, los bancos van a observar el comportamiento financiero de las personas y lo van a resumir en su historial de créditos.

¿Qué quiere decir esto? El historial es un conjunto de actividades que has realizado en el sistema financiero, entonces, tener un buen record va a implicar, no tener deudas y que cumpliste con todos los pagos cuando tuviste un crédito activo, lo que da a entender que has evitado caer en castigos por omisiones o retrasos.

Pero tranquilo, para tener un buen historial de crédito solo deberás seguir algunos hábitos sencillos, los cuales te mostraremos a continuación.

Logra un buen historial de crédito con los siguientes hábitos

Entonces, un historial de crédito es la suma de todos tus antecedentes bancarios, también contiene toda la información más relevante sobre tu conducta con un préstamo, esto les facilita a las instituciones financieras saber de qué manera has ido manejando tus finanzas para saber si eres apto para que se te otorgue un crédito, para lograr esto debes:

  • Pagar a tiempo: este es uno de los puntos más importantes, que deberás volver un habito si deseas solicitar otros créditos y ganar un buen historial crediticio.

Debes evitar caer en demora y mantenerte al día con el pago de tus deudas. Aprende que, los productos con buen manejo a lo largo de tu vida financiera van a mejorar tu calificación.

La receta más sencilla para conservar una calificación excelente frente a las compañías de crédito, es pagar a tiempo y mantenerte al día con tus obligaciones financieras.

  • Evita las deudas que superen tu capacidad de pago: te recomendamos no endeudarte más allá de tus posibilidades, es decir, ten un estimado de cuanto puedes ocupar de tus ingresos para pagar todas tus deudas y no superes ese límite.

Algunos recomiendan no excederse más del 35% de los ingresos para destinarlos al pago de deudas, solo de esta manera resto del dinero se destina las necesidades básicas como los alimentos, renta y entretenimiento.

  • Se disciplinado al momento de ahorrar y gastar: en ocasiones es difícil mantener una cifra exacta destinada al ahorro, lo recomendable seria un 20% de los ingresos, pero muchas personas simplemente no pueden darse la oportunidad de hacer esto, entonces se podría intentar con un 5 o 10% para comenzar.
  • Compra lo que necesitas realmente: compra productos que se adapten bien a tus posibilidades de pago y tus necesidades.

Las tarjetas de crédito y los créditos, son útiles para adquirir bienes y servicios, pero estos podrían convertirse en tu enemigo si los utilizas de forma irracional.

  • Evita las compras impulsivas con la tarjeta de crédito: lo más recomendable es evitar la tarjeta de crédito al momento de hacer cualquier tipo de compra no programada, ya que es bastante habitual utilizarla como una extensión del ingreso, pero realmente es dinero que debe ser pagado el mes siguiente.
  • No pagues el mínimo: asegúrate de no realizar únicamente el pago mínimo de tus tarjetas de crédito, si bien evita que caigas en cartera vencida, al tiempo podría convertirse en una pesadilla.

Intenta siempre pagar más de lo que te es solicitado, de esta manera podrás cubrir tu deuda en menos tiempo y con muchos menos intereses. Aparte, mejora tu historial de crédito.

  • Controla tus gastos por medio de un presupuesto: aprende a identificar cuáles son tus gastos y apunta tus fechas de pago para que así puedas tener la oportunidad de organizar tu presupuesto.

La forma en cómo realices tus pagos, van a determinar tu calificación. La clave para tener un buen historial es establecer los pagos de servicios de tu tarjeta de crédito. Por otro lado, al estos ser pagos rutinarios, nunca van a salirse de tu presupuesto.

Puedes elaborar también un seguimiento escrito de tus gastos, para así conocer en donde gastas el dinero.

  • Control: no aceptes cada crédito que te ofrecen. Al endeudarte en diferentes lados a la vez, y en periodos cortos, es señal de un mal manejo de las finanzas personales.

Esto podría hacer también que te reporten como mal pagador en las centrales de riesgo en el futuro, es por esto que debes evitar utilizar el crédito de forma desordenada.

Recuerda que el historial recoge cada movimiento, si comienzas a retrasar tus pagos porque tienes varias deudas al mismo tiempo, las instituciones bancarias lo sabrán.

Nunca sabemos en qué momento vamos a necesitar realizar una solicitud de crédito, es por eso que es importante mantener un buen historia antes de hacerlo.

Así se podrá recibir el crédito solicitado sin problema alguno, y también podrás recibir grandes beneficios con el tiempo, como solicitar créditos más grandes (para adquirir una vivienda o un vehículo).