¿Qué es el teatro ‘kabuki’ y por qué sólo lo interpretan hombres?

92

El maestro onnagata de teatro kabuki realizó una conferencia magistal para alumnos del Cenart; aseguró que como actor de rol femenino “no puede ser nunca una mujer real”.

El kabuki es una de las formas del teatro tradicional japonés, donde el maquillaje, el canto y el baile son partes esenciales de este arte escénico. La palabra es la conjunción de tres habilidades: “Ka”, de canto, “bu” de baile, y “ki” de expresión.

El maestro de teatro kabuki, Kyozo Nakamura, se presentó en el Centro Nacional de las Artes (Cenart) frente a alumnos de la institución, haciendo una demostración de las posturas de un actor onnagata, de rol femenino, y platicó sobre su gira de conferencias magistrales que dio en Estados Unidos, México y en Cuba.

Nakamura, siendo este su nombre artístico, ha participado en obras de teatro kabuki tanto en Japón como en diversas representaciones en el mundo principalmente como onnagata en diversas obras. En 2010 se presentó en México en una obra con motivo de los 400 años de amistad entre México y Japón en Monterrey y el extinto Distrito Federal, asimismo impartió conferencias en esa visita.

El nacimiento del kabuki
Este tipo de arte se desarrolló durante el periodo Edo (1603-1868), donde participan tanto hombres como mujeres, representando una expresión histriónica y cómica de la situación cotidiana del periodo a través del drama, siendo muy popular en gran parte de la población de la época.

Sin embargo, en 1623 se prohibió a las mujeres participar en este tipo de teatro debido a “faltas a la moral” debido a que para las autoridades promovía la prostitución, donde solo los hombres podrían realizar este tipo de actos. Se llegaron a prohibir incluso actores jóvenes por el mismo hecho.

Hasta el periodo Meiji (1862-1913) tomó un resurgimiento tras la apertura de Japón hacia el mundo, además que se empezar a sumar diversos elementos modernos para hacerlo atractivo.

La complejidad de ser onnagata
Nakamura aseguró en su visita de 2010 el público mexicano aceptó muy bien la obra. Afirmó que en esta ocasión la invitación fue por parte de la Secretaría de Cultura de México, que fue de los países en donde se solicitó más la presentación.

Con 37 años de experiencia en el Teatro Nacional de Japón, Nakamura sintió alegría por la apreciación del kabuki. Dijo que en Estados Unidos y Latinoamérica gusta más de la parte esplendorosa del teatro, mientras que en Europa se prefiere mucho más la parte íntima y emocional, sin embargo, trata de buscar en el estilo más aceptado para cada país.

A diferencia de 2010, aseguró que al presentarse como onnagata algunas personas lo veían como algo distinto, sino que ya se terminó aceptando mucho más. Dentro de la flexibilidad del teatro kabuki permite incluso interpretar y adaptarse al teatro occidental, principalmente con las obras de William Shakespeare.

El maestro añadió que parte de la adaptación moderna del teatro kabuki se da principalmente en los animes como Naruto o One Piece para poder continuar por varias décadas. Algunos de estos animes y películas occidentales se han presentado como propuestas para teatro en forma paralela con lo vanguardista.

“Yo como actor de kabuki siempre he ido a los países del mundo, para que busque mayor comprensión, más interés, que se diviertan y se atraigan por el mundo del kabuki, eso es lo que quiero transmitir a todo el mundo. Se trata de mostrar los sentimientos de la mujer, sin embargo, cada era, cada época es diferente. Como hombre no puede ser nunca una mujer real, pero hay momentos en que la forma de ser mujer puede ser mal visto”.
Aseguró que en su visita Cuba desconoce por completo la reacción de la gente, siendo “un reto para él” al ser la primera vez que visita al país.

Finalizó afirmando que también el teatro kabuki está en crisis, como en diversas oficios de Japón, debido al poco crecimiento poblacional. No solo como actores, sino también los músicos y quienes diseñan los vestuarios, habiendo muy pocas personas que están estudiando para trabajar en el teatro.

Curiosidades de kabuki

Tanto diplomáticos como alumnos asistieron a la conferencia magistral del maestro de teatro kabuki, hablando sobre todo sobre la historia de la representación artística y algunos elementos del mismo, como la colocación de la vestimenta y el maquillaje hasta el significado de los colores y las posturas.

Nakamura contestó algunas preguntas de los alumnos, reveló que la delicadeza de las manos en la representación es clave en los onnagata, ya que las manos de los hombres son biológicamente más grandes que el de las mujeres, en que se deben de encajar para promover ciertos ademanes.

Los gestos de risa y de llanto siempre deben ser con las manos cubiertas por el kimono y resaltar la expresión del llano o de la risa de forma histriónica y con delicadeza. Además que la curvatura de la espalda da a entender la edad del personaje. Todos los movimientos, al tratarse de doncellas o personas de clase, deben ser completamente lentos para representar la feminidad.

Los maquillajes también muestran el carácter de una persona, que se pueden combinar. Mientras que el rojo significa a un personaje que representa el poder, el azul muestra la maldad, y el marrón representa a los monstruos. El rosa es fundamental para representar la feminidad del personaje.

El teatro kabuki también ha adaptado ciertos efectos especiales en las obras de teatro, como los escenarios y la simulación de volar. Además de ser uno de los primero géneros en ser filmados en Japón con la invención del cinematógrafo de los hermanos Lumiére. Los asistentes salieron satisfechos tras la presentación final con un baile japonés al ritmo de mariachi.