Martha C. Nussbaum: frente a la monarquía del miedo, la filosofía

148

Vivimos tiempos complejos, de transformaciones —graduales, en ciertos casos; vertiginosos en la mayoría—, sobre todo a partir de la creciente presencia de la tecnología en nuestra vida pública y privada.

Cuando la filósofa estadunidense Martha C. Nussbaum escribe que “la filosofía tiene múltiples significados distintos para las múltiples tradiciones históricas diferentes, pero, para mí, la filosofía no consiste en emitir pronunciamientos o dictámenes de autoridad. (…) Tiene que ver, más bien, con llevar una ‘vida examinada’”, se entiende por qué centró su mirada en la política, en especial la de su país, a partir de 2016, a través del libro La monarquía del miedo. Una mirada filosófica a la crisis política actual, publicado por Paidós.

Vivimos tiempos complejos, de transformaciones —graduales, en ciertos casos; vertiginosos en la mayoría—, sobre todo a partir de la creciente presencia de la tecnología en nuestra vida pública y privada: las redes sociales, por ejemplo, como jueces implacables de la realidad, al tiempo de herramientas políticas para todo menos para el debate y la reflexión… aprovechadas, paradójicamente, por la política y sus hacedores.

Todo ello, entre una atmósfera construida artificialmente donde aparece la ira, como hija del miedo; el asco motivado por el miedo; el imperio de la envidia; sexismo y misoginia, capítulos de una reflexión de que una parte de la sociedad estadunidense vive con más miedos que certezas.

“… muchas personas que sienten que su nivel de vida empeora pueden optar por echar la culpa de todo ello a los ‘malos’ de esta historia: si ‘nosotros conseguimos’ que ‘ellos’ no entren (construyendo un muro) o logramos ponerlos ‘en su lugar’ (en puestos subordinados a los ‘nuestros’), ‘nosotros’ podemos recuperar nuestro orgullo y, en el caso de los hombres, la masculinidad”, se lee en la obra.

En La monarquía del miedo, Nussbaum está convencida de que se ha generado un sentimiento de indefensión que se convierte en resentimiento y en la creciente necesidad de buscar culpables.

Una reflexión que nace de Estados Unidos y la llegada de Trump a la presidencia, y que podría aplicarse a otras naciones, donde el miedo se convierte en generador de votos e impulsor de gobiernos. Porque en un principio y al final hay una preocupación de la filósofa: el grado de polarización de los pueblos y eso se siente muy, pero muy cerca.

DÓNDE

DE LA AUTORA

Ocupa la cátedra, como profesora distinguida, de Derecho y Ética en el Departamento de Filosofía de la Facultad de Derecho y la Divinity School de la Universidad de Chicago.