¿Leer ‘Harry Potter’ te hace mejor persona?

150

Ciudad de México (Milenio).- Leer Harry Potter no sólo te transportará a un mundo mágico, también te ayudará a ser una persona más empática y con menos prejuicios.

Un estudio reveló que los jóvenes que leyeron la saga tienen “una mejor percepción de grupos estigmatizados como los inmigrantes, homosexuales o refugiados”.

El estudio publicado por el Journal of Applied Psychology encontró que la gente que tuvo un vínculo emocional con Harry tenía menos probabilidades de tener prejuicios contra las minorías.

Una posible explicación es que cada que se utiliza el término sangre sucia (mudblood), los personajes principales muestran rechazo a la palabra.

Sangre sucia es un término despectivo utilizado para describir a los magos cuyos padres son muggles o personas comunes —sin magia—. Esa palabra es comparable con alguna de las que se utilizan para discriminar a las personas de diferentes grupos étnicos.

El estudio señala que los niños y jóvenes, al ver el rechazo de los personajes principales a este término, pueden aprender que es incorrecto usar palabras de odio.

Los libros también tienen similitudes con las prácticas de la Alemania nazi. Por ejemplo, cuando un grupo de extremistas toma a la fuerza el Ministerio de Magia —el órgano de gobierno de la comunidad mágica—, activan una política denominada Estatus de Sangre, en la que sólo aquellos que no tuvieran a ningún muggle en la familia serían considerados magos o brujas. Es un sistema similar al de clasificación de judíos utilizado por los nazis durante la Segunda Guerra Mundial.

Para combatir la medida del Estatus de Sangre, Albus Dumbledore —director de Hogwarts— rechazó darle validez a las prácticas discriminatorias con este discurso:

“¡Le dan demasiada importancia, y siempre lo han hecho, a la llamada pureza de sangre! ¡No reconocen que no importa cómo nace alguien, sino en lo que se convierten cuando crecen!”

Esas palabras son comparables con las de Martin Luther King Jr. en su famoso I Have A Dream I (Tengo un sueño), en el que dice:

“Tengo un sueño, en el que mis cuatro hijos pequeños algún día vivirán en una nación en la que no serán juzgados por el color de su piel, sino por el contenido de su carácter”.

Los investigadores notaron que el fanatismo también es un tema constante, pues Voldemort (el gran villano de la historia) argumenta que todo el poder debería estar en manos de los magos “pura sangre”.

Por otro lado, Harry Potter y sus amigos se relacionan constantemente con varias especies no humanasm como elfos y duendes, quienes se quejan de ser forzados a desempeñar roles de subordinados. Al notar esto, Harry trata de entender las dificultades a las que otras especies se enfrentan, mostrando aún más empatía.