INE ya arma plan presupuestal de elección de sucesión presidencial

48

CIUDAD DE MÉXICO 16 DE AGOSTO DE 2022 (La Silla Rota).- El Instituto Nacional Electoral presentó su anteproyecto de presupuesto para 2023 en el que solicitará al Congreso 14.4 mil millones de pesos; y adelantó que en monto hay una partida para el inicio de la organización presidencial 2024.

Claudia Zavala, presidenta de la Comisión especial que elaboró esta propuesta, destacó que también se incluye un monto para la planeación de las elecciones 2023 en Estado de México y Coahuila. Pero, subrayó, el monto más fuerte del presupuesto que solicitarán (la cuarta parte, 3 mil 800 millones) son para la expedición y renovación de credenciales de elector.

De los 14. 4 mil millones 11.7 mil serán para asignación de las actividades permanentes mientras que el resto, 6 mil millones, serán para la cartera institucional de proyectos.

También se asignan recursos para órganos desconcentrados (32 juntas locales y 300 juntas distritales).

Zavala destacó que se incluyó la planeación, ejecución y evaluación de actividades orientadas a garantizar la legalidad equidad y certeza de las contiendas electorales; además de la capacitación electoral y organización del voto de los mexicanos en el extranjero.

También detalló que la propuesta presupuestal se realizó con base en la proyección que realizó la Secretaría de Hacienda en materia de inflación para 2023; y de forma complementaria con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía.

Adicionalmente, se asignó un presupuesto precautorio en caso de que el Congreso contemple una probable consulta popular en 2023. Y afirmó que esto se hizo con base en los resultados de la controversia constitucional 203 en la que la Corte señaló que aun cuando no haya certeza del tema, el INE debe asignar de manera precautoria un presupuesto necesario para tal fin. Y asignó un monto de 4mil millones de pesos para la instalación de 166 mil 111 casillas.

Por su parte el consejero Ciro Murayama informó que este presupuesto se elaboró de manera normal, ajeno a la posibilidad de que el Congreso apruebe o no, una reforma electoral. Y al margen del relevo de nuevos consejeros en 2023.

“Nosotros debemos trabajar con las obligaciones que hoy existen, no con las que tal vez se modifiquen”, dijo. Y destacó que este será el primer presupuesto que discutan los legisladores “después de que la Corte declaró inconstitucional la manera en que la Cámara recortó la solicitud presupuestal del INE para 2022, poniendo en riesgo los derechos político-electorales de la ciudadanía, como lo señaló la Corte”, dijo.