Denuncian desabasto de medicamento para tratar la esquizofrenia

74

La Asociación Psiquiátrica Mexicana denunció que desde el pasado mes de mayo se enfrentan a un desabasto nacional de Clozapina, medicamento que ayuda a tratar la esquizofrenia.

La Asociación, la cual alberca cerca de 3 mil médicos psiquiatras del país, expresó su preocupación por el desabasto pues ha provocado recaídas de pacientes con esta enfermedad.

TE PUEDE INTERESAR
LSR-
Desabasto de medicamentos, «letal para los pacientes», advierten ONG

A través de un comunicado hicieron un llamado a todos los actores que forman parte de la cadena de producción, almacenamiento, importación, autorización, y distribución de la clozapina para que atiendan este problema lo más pronto posible.

La Asociación señaló que son alrededor de 2 millones de mexicanos los que sufren de esta enfermedad, señalando que es fundamental la clozapina, pues es el único medicamento que puede ayudarlos a mantenerlos estables.

«Por décadas se ha reconocido como el tratamiento farmacológico más eficaz para la enfermedad, tan difícil de sobrellevar tanto para los pacientes, como para sus familias».

 

DESABASTO DE MEDICAMENTOS EN MÉXICO

El desabasto de medicamentos en el país ha sido un problema recurrente en el sexenio del presidente López Obrador, en especial han sido constantes las protestas de padres de niños con cáncer que reclaman falta de tratamiento.

«Yo recuerdo mucho una frase que el presidente decía en su campaña: ´no puede haber un gobierno rico con un pueblo pobre´. Pues ahora yo le digo a él que no puede haber un gobierno sano, con un pueblo muriéndose, con un pueblo en agonía por falta de medicamento, es la manera más ruin de fallarle a un pueblo que creímos en un cambio verdadero», enfatizó Karina Andrade, quien padece cáncer de riñón y se vio afectada por el desabasto de medicamentos, en entrevista con La Silla Rota.

También lee «Las víctimas son nuestros niños, no usted»: padres de niños con cáncer a AMLO

A mediados del año pasado, Karina fue diagnosticada con cáncer en el riñón derecho, donde le detectaron un tumor, en octubre la operaron y desde entonces comenzó el tratamiento con el medicamento Sutent, del que requiere cuatro pastillas diarias cada 28 días.

Con 39 años de edad y cuatro hijos, la única opción de Karina es luchar contra el cáncer, pero el mes pasado se enfrentó por primera vez contra el desabasto.

Al ir a consulta en el Centro Médico Nacional de Occidente del Instituto Mexicano del Seguro Social, en Guadalajara, Jalisco, el médico le dio su receta, pero en la farmacia le dijeron que no había Sutent y que no sabían cuándo llegaría.

«Te explican en el Seguro que no es problema del director, no es problema de farmacia, que el problema viene desde lo federal porque no se están comprando los medicamentos».

El doctor le dijo que no podía estar sin medicamento porque la enfermedad avanza y se da un retroceso en su estado de salud, además de que su cuerpo genera resistencia al tratamiento.

Mayra Galindo Leal, directora General de la Asociación Mexicana de Lucha contra el Cáncer, explicó en entrevista con La Silla Rota que el desabasto de medicamentos es una problemática general, que afecta no sólo a los pacientes con cáncer, sino de diversos padecimientos, por eso piden a las autoridades que se dé una solución.

«Ya nos llegó el agua al cuello y es cuando salen a decir que va a haber medicamentos y los medicamentos no pueden estar de la noche a la mañana», lanzó.

Galindo Leal recordó que el pasado 25 de mayo el colectivo Juntos Contra el Cáncer, conformado por más de 60 asociaciones civiles, emitieron un posicionamiento en el señalaron que la falta de medicamentos es letal para los pacientes.

Un día después, el presidente Andrés Manuel López Obrador y el secretario de Salud, Jorge Alcocer, informaron en la conferencia matutina sobre las adquisiciones que se han hecho en la actual administración.

Sin embargo, los pacientes del Sector Salud y las organizaciones que los acompañan han enfrentado una versión diferente de la situación, con falta de medicamentos o un abasto intermitente que afecta su tratamiento y causa retrocesos en la enfermedad.

«Podría yo decir una frase muy trillada de que nosotros, el movimiento Juntos Contra el Cáncer, tenemos otros datos. Porque ese es un poco el problema, nos gustaría sentarnos y comentar cuál es la problemática que nosotros vemos con el paciente directamente que nos toca la puerta y cuál es la visión que tienen atrás de un escritorio», destacó Galindo Leal.

Lee más aquí.

 

¿QUÉ ES LA ESQUIZOFRENIA Y ALGUNOS DATOS RELEVANTES?

La esquizofrenia es un trastorno mental grave que afecta a más de 21 millones de personas en todo el mundo, de acuerdo a datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La esquizofrenia se caracteriza por una distorsión del pensamiento, las percepciones, las emociones, el lenguaje, la conciencia de sí mismo y la conducta. Algunas de las experiencias más frecuentes son las alucinaciones (oír voces o ver cosas inexistentes) y los delirios (creencias erróneas y persistentes).

En todo el mundo, la esquizofrenia se asocia a una discapacidad considerable y puede afectar al desempeño educativo y laboral.

Las personas con esquizofrenia tienen entre 2 y 2.5 veces más probabilidades de morir a una edad temprana que el conjunto de la población. Esto se debe por lo general a enfermedades físicas, como enfermedades cardiovasculares, metabólicas e infecciosas.

Los esquizofrénicos suelen sufrir estigmatización, discriminación y la violación de sus derechos humanos.

La esquizofrenia es tratable. La farmacoterapia y el apoyo psicosocial son eficaces.

La facilitación de la vivienda asistida, las subvenciones para la vivienda y las ayudas para la inserción laboral son medidas eficaces de apoyo a las personas que padecen esquizofrenia.

 

¿QUÉ SÍNTOMAS TIENE?

De acuerdo a la OMS, la esquizofrenia es una psicosis, un tipo de enfermedad mental caracterizado por una distorsión del pensamiento, las percepciones, las emociones, el lenguaje, la conciencia de sí mismo y la conducta. Algunas de las experiencias más comunes son:

 

1.- Alucinaciones: oír, ver o percibir algo que no existe.

2.- Delirios: creencias o sospechas erróneas y persistentes no compartidas por otras personas de la misma cultura, de las que el paciente está firmemente convencido incluso cuando hay pruebas de lo contrario.

3.- Conducta extravagante: conducta desorganizada que puede manifestarse como vagabundeo, murmuraciones y risas para sí mismo, aspecto estrafalario, abandono del aseo personal o aspecto desaliñado.

4.- Discurso desorganizado: incoherente o no pertinente.

5.- Alteraciones de las emociones: notable apatía o desconexión entre la emoción declarada y sus manifestaciones objetivas, tales como la expresión facial o el lenguaje corporal.