Cómo el sexo convirtió a Anthony Bourdain en chef

372

Ciudad de México (Milenio).- Anthony Bourdain, el hombre de voz profunda, carisma natural y pelo blanco. Bourdain, el chef que visitó todos los rincones del mundo decidido a celebrar las tradiciones culinarias más variadas, siempre buscando la originalidad y autenticidad.

Bourdain, el escritor y presentador de televisión que se forjó la imagen de trotamundos hedonista. El hombre que un día cenó con Barack Obama y le enseñó que la comida tiene la inaudita habilidad de unirnos.

Bourdain, el que se ahorcó en Francia a los 61 años.

Aunque forjó su fama gracias a la conducción de programas de televisión sobre gastronomía, inició su vida culinaria como lavaplatos en un restaurante de Provincetown, Massachusetts.

Según dijo en una entrevista de 2017 para The Guardian, ese fue su momento de mayor felicidad, cuando se sintió “intensamente satisfecho”.

En ese mismo texto, confesó que una experiencia poco convencional le reveló su vocación:

“Ver al chef Bobby coger con una novia sobre un depósito de basura mientras adentro se realizaba la cena de su boda fue lo que me hizo querer ser chef. Pero era embarazoso y no tenía sentido. Fue la primera vez que veía a alguien tener sexo y no entendía las motivaciones de la novia, aunque ahora las entiendo muy bien”.