Chicago Panamerican Ensamble, música de cámara latina en EU

335

MéxicoLa pianista Beatriz Helguera dice que la creación del Chicago Panamerican Ensamble fue resultado de las circunstancias. Egresada del Conservatorio de Música de México, recibió una beca para estudiar en Aspen, Colorado, donde conoció al chelista Andrew Snow, con quien se casó y luego fundó el grupo en Chicago, donde ambos estudiaron su maestría.

Discípula de María Teresa Rodríguez y ganadora de importantes galardones, como el premio Epstein B’nai Brith, la pianista dice que aunque ya lleva varios años en aquella ciudad, no ha perdido su amor por México y su cultura. De ahí que, además de incluir la música mexicana y latinoamericana en el repertorio, con frecuencia regresa a México para mostrar los progresos del ensamble que incluye a sus hijos: la mezzosoprano Elena y el violinista Alan.

Desde el miércoles pasado la agrupación está de gira en México, la cual concluirá con presentaciones en la Sala Manuel M. Ponce del Palacio de Bellas Artes, hoy a las 17 horas, y mañana a las 13:30 en el Museo José Luis Cuevas. Antes se presentaron en Querétaro y en Lagos de Moreno, Jalisco.

El ensamble lleva el nombre de Panamerican, comenta Helguera, “en el sentido de que incluimos todas las Américas en nuestra tarea de promover la música de compositores de Latinoamérica y EU. Nuestro repertorio va del barroco a la época contemporánea, aunque no exclusivamente de compositores de esta región. Tocamos repertorio universal, aunque siempre tratamos de incluir algún compositor latinoamericano y de Estados Unidos”.

¿Qué programa interpretan?

Romance y tango es el nombre del programa que presentamos, que incluye obras de Astor Piazzolla. Se trata de un compositor que es muy conocido en todo el mundo, pero estas obras que interpretamos no han sido tocadas de manera tan frecuente, como La cuatro estaciones porteñas y Libertango. Se trata de “Café 1930” y “Nightclub 1960”, piezas de su obra Histoire du Tango, escrita originalmente para flauta y guitarra. También tocaremos obras de otros autores, como Robert Schumann, Manuel de Falla, Fritz Kreisler, Reinhold Glière y Richard Strauss.

¿Cuál fue su idea al organizar el programa?

Siempre tenemos en mente un tema para unificar nuestro programas, que en este caso es la música romántica, representada por los compositores antes citados, y el tango, obvio, por Piazzolla, quien en muchos sentidos también es romántico. Siempre queremos mostrar una variedad en nuestros programas para que sean más accesibles. ¡Es tan grande el repertorio de música de cámara que nunca acabamos de elegir las grandes obras!