Ambra apuesta por la cultura con ‘Art for the people’

232

La marca intervino el número 182 de Álvaro Obregón con una exposición de Franz Klainsek, curada por Nika Kolés, y una muestra de la arquitectura de Javier Sánchez

Luces rojas decoran el número 182 de Álvaro Obregón, es una ocasión especial, el evento Art for the people presenta una intervención al otro recinto del Partido Popular Socialista (PPS); ¡Liberación! de Franz Klainsek y Ar(t)chitectural Developer de Ambra + JSa son las exposiciones encargadas de hacer homenaje a la despedida del edificio, ambas permanecerán hasta abril de 2020.

El motivo es el lanzamiento Ambra, marca que se suma a la firma Javier Sánchez; ellos han comprado el predio para construir un desarrollo inmobiliario que tenga a la arquitectura como principal valor; JSa siempre ha apostado por el arte y, desde hace dos años, cuando comenzaron a participar en Zona Maco, decidieron regresar un poco a las comunidades en las que se insertan.

“Tras adquirir este predio pensamos en una manera en la que podamos ser mucho más proactivos y no invasivos al momento de hacer un desarrollo inmobiliario; tras el sismo y los diferentes cambios que ha sufrido la Roma-Condesa durante los años, entendemos la preocupación vecinal por el entorno. Siempre hemos sido una empresa responsable en ese sentido; se nos ocurrió que antes de empezar a desarrollar el inmueble, teníamos una gran oportunidad para presentar algo a la gente, dar algo y emprender un proceso mucho más incluyente”, dice a M2 Álvaro Becker, socio-director de Ambra Desarrollos.

Y añade: “Vamos a dejar las puertas abiertas, que la gente pueda entrar y disfrutar del arte de Franz y, al mismo tiempo, nosotros darnos a conocer como marca (…) Luego, dentro de lo que tenemos pensado construir en este proyecto, hay una planta baja y un sótano con uso comercial, y nos encantaría que se convirtiera en un uso cultural; lo que proponemos es levantar diálogo con cualquier institución o fundación, para tener un espacio cultural permanente, sería nuestro sueño”.

Un coctel y un performance amenizan la velada, ahí, Franz Klainsek comparte las razones de su obra; él es cubano-estadunidense y, por lo vivido en su familia y país de nacimiento, siempre se ha interesado en temas sociales. Esta muestra abarca diversos cuartos, cada uno con una obra diferente, pero con un hilo conductor: ¡Liberación!.

“Vamos a tirar el edificio en unos meses, creo que se merecía un homenaje y que lo traiga de vuelta a la vida, que han sido muchos años que está abandonado (…) Lo que intenté es crear una experiencia para sentir, pensar y participar lo que es la liberación para cada uno, todos buscamos libertad; yo trabajo todos los días para ser un poco más libre de la mente, estar en el poder de lo que soy como hombre a los 41 años, lo que he pasado en mi vida y lo que quiero pasar”, señala.
Veronika Kolés es su curadora; ella aprovecha para celebrar el proyecto y las ideas mexicanas: “Este proyecto moldea un diseño muy orgánico. Me invitaron como curadora y a vivir la experiencia aquí en la Ciudad de México. Involucré a Franz por supuesto, porque tiene un mensaje muy poderoso, y este edificio del PPS tiene historia para ser honrado y trascender (…) Ha sido un proyecto de seis meses, es una instalación inmersiva llena de escultura y performance”.

JSa lleva más de 20 años trabajando en la rehabilitación de espacios en zonas como la Roma, Condesa, Polanco y Escandón. Ha ganado premios como la Medalla de Oro de la Bienal de Arquitectura con el Museo Juan Soriano.