A subasta las cartas de Linda McCartney en las que cuenta su romance con el Beatle

231

Una de las grandes historias de amor del siglo XX, la de Paul McCartney y Linda Eastman, vuelve a la luz con la subasta de algunas de las cartas que la fotógrafa escribió, y que permanecían inéditas hasta ahora, en las que expresaba su nerviosismo por el inicio de su relación con el miembro de los Beatles.

En junio de 1967, semanas después de empezar a salir con McCartney, Linda fotocopió una columna de cotillero en la que encontró una frase sobre ella. Se la envió a una amiga con la cita subrayada: «Dicen que la última favorita del Beatle Paul McCartney es Linda Eastman». En el reverso de la fotocopia, Linda escribió: «Pensé que el recorte adjunto te causará una gran carcajada. No tengo idea de dónde descubrieron esa mentira, pero solo muestra cuán sinceros son los periódicos».

Era verdad

Esa amiga era Miki Antony, que se dio cuenta inmediatamente de que el columnista Walter Winchell había interpretado los hechos con rigor absoluto. «Mi reacción fue una risita, porque sabía que era verdad», declaró Antony a «The Observer». «Ella se hospedó en mi casa la primera vez que vino a Londres. ¿Adivinas con quién quedé anoche? Era Paul McCartney, y pasamos una velada encantadora». Según el relato de Antony, «ella dijo que a Paul realmente le gustaban los conejos blancos, y al día siguiente ella … compró un conejo blanco y se lo envió. Esa noche, me dijo, la llamó y le dijo: “Muchas gracias por el conejo blanco, ¿te gustaría salir a cenar otra vez?”. Así es como supe que habían comenzado a salir. El resto es historia».

McCarney habló en el pasado de la «atracción instantánea» que sintió por Linda nada más conocerla en el nightclub Bag O’Nails del londinense barrio del Soho en mayo de 1967. Se casaron en 1969 y él «la lloró durante años» tras su muerte por cáncer en 1998 con solo 56 años.

Miki Antony, que también fue cantante de grandes éxitos y productora y autora, descubrió las tres cartas mientras ordenaba sus pertenencias durante una mudanza. La subasta se celebrará en Chiswick Auctions el 29 de enero.

El estudioso de los Beatles Kenneth Womack declaró a «The Observer» que «esas letras aportan una luz interesante a los progresos de Linda, desde que era una fotógrafa de rock independiente a ir del brazo del soltero más deseable del cuarteto de Liverpool. Especial interés tiene su refutación del scoop de Walter Winchel sobre su romance ocn McCartney, que resultó ser correcto»

Antony era amiga de Linda desde sus estudios en la Universidad de Arizona en 1965. «Fuimos grandes amigas durante un año y medio, pero luego, por supuesto, ella se metió en el mundo de los Beatles y todo cambió. Ella era adorable».

En otra de las cartas, confiesa que ha dejado su trabajo y se lanza como independiente: «He fotografiado a muchos de los grupos ingleses. Los Stones son mis favoritos. Salí con Mick Jagger y es una excelente persona, para mi sorpresa».