Hasta la policía obstruyó a estudiantes

243
Por: Carlos Israel Zúñiga Espinosa
*.- Habla el joven que increpó a transportistas

Tijuana, B.C. 29 de abril de 2016 (AFN).- Policías federales y municipales, además del inspector de Vialidad y Transportes que intervino en un reciente conflicto entre estudiantes y transportistas, estuvieron presentes sin apoyarlos, ya que más bien actuaron respaldando al individuo que encapuchado, ordenó bloquear el acceso a Ciudad Valle de Las Palmas, hacia donde se dirigían los jóvenes.

Agencia Fronteriza de Noticias pudo contactar a Pablo Jesús Covarrubias, alumno del Segundo Semestre del Centro de Bachillerato Tecnológico, Industrial y de Servicios (CBTIS), quien lideró al grupo de jovencitos que opusieron resistencia a los transportistas que los bloquearon y a los oficiales policiacos.

Los hechos ocurrieron el pasado martes 26, cuando eran transportados a su escuela por el padre de unas de sus compañeras, en un pequeño camión, tras un cobro que para ellos les resulta justo. Covarrubias narró que cuando iban prácticamente llegando, el hombre encapuchado interceptó la unidad, molesto porque esa ruta supuestamente corresponde a la empresa “24 de Febrero”.

Después de decir que los estudiantes que se trasladan diariamente hasta el extremo Este de la ciudad, tienen que enfrentar las groserías y mal servicio de los choferes de esa empresa, Pablo Jesús recordó lo ocurrido, que fue “subido” a redes sociales, con repercusión nacional.

Dijo que por años, los alumnos, maestros y los propios residentes de la zona, han padecido ese mal servicio de transportistas de la empresa “24 de Febrero” con unidades de color anaranjado con franja gris, ya que señaló que éste es “malo y caro” además de que cuenta con choferes groseros, que no respetan el 50 por ciento de cobro de pasaje establecido para los estudiantes.

Refirió que ese día, el sujeto encapuchado –que nunca se identificó- impidió la circulación de la unidad en que viajaban y en tono molesto pidió a los estudiantes bajarse del camión y transbordar a uno de los suyos. Al respecto, Pablo Jesús le aseguró desde la parte trasera de la unidad que no acatarían esta orden, por lo que pidió que les permitieran seguir su trayecto a la escuela que estaba a pocos minutos de distancia.

Ante esto, apoyado por otros transportistas, el individuo respondió: “está bien” y posteriormente ordenó el bloqueo de la circulación por esta zona de la ciudad. Minutos más tarde llegaron al lugar, un agente de la Policía Federal, así como elementos municipales que le pidieron al transportista quitarse la capucha e identificarse.

De igual forma, también hizo presencia el agente de Vialidad y Transporte que se observa en la imagen obtenida del video, el cual actuó de apoyo al encapuchado y la empresa 24 de Febrero.

“Se me hizo un poco corrupto esto. Si usted ve la situación así, pues se le debería de dar preferencia a los alumnos”, comentó el joven, quien consideró que ante los hechos lo conducente era “que la policía llegara y nos dejara ir, sin embargo solamente pidieron -a los agresores- que habilitaran un carril para no afectar a los ciudadanos ya que era nuestro problema”, manifestó.

Los estudiantes explicaron a las autoridades la situación a la que se enfrentaban y por la que se veían afectados, sin embargo los oficiales no accedieron a dejarlos seguir su camino a la escuela y los tuvieron “bloqueados” por más de una hora, lo cual causó que varios de los alumnos perdieran sus primeras horas de clases.

Al cuestionarle si no le dio temor el enfrentar a un hombre que se presentó encapuchado, Pablo Jesús respondió: “es una persona, nosotros somos personas ¿qué nos puede hacer?, lo que nos fuera a hacer estábamos en vía pública, además ¿para qué mañana nos hiciera lo mismo?, debes de agarrar valor y defenderte, si día con día sigue lo mismo”.

Insistió  en que la persona que les brindaba el servicio es el padre de unas compañeras de la escuela, y que desde hace una semana pasaba por ellos puntualmente, por una ruta que los mismos alumnos ya habían organizado, además de que le pagaban como estudiantes para que también se viera beneficiado en su trabajo.

Por otra parte señaló que la forma en la que encararon al transportista y su grupo, con respeto pero con firmeza, fue porque eso es lo que les han inculcado sus padres y maestros. También se mostró sorprendido de la difusión y repercusiones, que tuvo ese video en el que reclaman al encapuchado su actuación.

Dijo además que después de “encarar” a los transportistas, la situación del servicio que ofrecen los operarios de  los camiones de color anaranjado con franja gris, sigue siendo deficiente, ya que  a pesar de que ya pasan de manera constante por su ruta, circulan de manera lenta y los choferes se quedan platicando en las “paradas” en las que los supervisa un “checador”.

Por su parte, la directora del plantel, Concepción Amézquita, comentó que ella tuvo que intervenir en la situación del pasado martes luego de enterarse a través de docentes sobre lo ocurrido, y molesta por esto se llevó a los estudiantes a la escuela, debido a que ya habían perdido varias horas de clase.

“Si una empresa tiene una ruta la debe de atender y Vialidad y Transporte la debe de supervisar; si ellos se comprometen a dar servicio que se cumpla; que cada quien haga su trabajo (…), a vialidades no le hice mucho caso, porque le dije que los dejara ir y solamente me dijo “espéreme”, tomó su teléfono y le pregunté ¿usted no resuelve? Me contestó que no, entonces les dije a los muchachos súbanse al camión y vámonos y ustedes –transportistas- no me van a parar o los voy a denunciar”.